NeoMachismo | Seguimos Cayendo en la Trampa

Comparte:

Quería crear esta entrada para desahogar mi espíritu, mi alma de mujer, de humana, de parte divina del Universo.

Llevo años “apartada” de lo que llaman Sociedad, percibía y sigo percibiendo, pese a mi “ansiado retiro”, la lucha constante entre iguales, ese anzuelo en el que, estúpidamente, caemos una y otra vez, ese yo contra ti, ese blanco y negro, arriba y abajo, hombre y mujer. ¿Por qué somos tan estúpidos?

No me considero machista, no me considero feminista. El ser humano ha caído en la trampa de la lucha entre semejantes, hombres y mujeres, con la pantomima de los “derechos”, y lanzándonos a un imparable autoengaño, mientras ejercemos nuestro papel de bufón y los que esclavizan al ser humano nos aplauden, por lo bien que llevamos a cabo sus planes.

Primero nos cuentan la gran mentira del dinero, después aceptamos que los hombres se alejen de su familia por “necesidad” y ahora, la mujer pide igualdad y lucha por “alejarse de su familia” y ser igual al hombre en cuanto a derechos laborales y muchas otras cuestiones más. Joder, habría que explicar tantas cosas para entender qué quieren hacer con el Ser Humano

Entiendo que haya familias que necesiten o creen que necesitan trabajar para vivir, pero ¡ojo!, esto es así porque nos han hecho creer que es así, la gran mentira del dinero y de la igualdad entre hombre y mujeres hace que nos llevemos toda una vida sin escuchar lo que realmente vinimos a hacer a este mundo.

No es natural tener hijos para no poder estar con ellos todo el tiempo del mundo, verlos crecer, educarlos, criarlos…no es natural que sean los abuelos los que tengan que ejercer el papel de padres, no es natural que la mujer no pueda dar el pecho a sus hijos por otras obligaciones. No nos engañemos, no es natural.

Hemos aceptado que el dinero es escaso, hemos aceptado que para conseguir dinero hay que trabajar duro, estar alejados de la familia, y para colmo, después de aceptar todo eso, nos venden la idea de feminismo, y ¡Ala! ahí estamos nosotras, pidiendo igualdad y queriendo salir a trabajar para sentirnos realizadas.

Ser madre, madre loba, madre empoderada de instinto maternal y divinidad, es totalmente incompatible con el mundo laboral que nos han puesto en bandeja, si no, que se lo pregunten a nuestros hijos, ellos que no entienden de revoluciones sociales y que son más justos que nadie, en cuanto a igualdad se trata.

Pero además tengo a mi hombre a mi lado, que tampoco se aleja de su familia, porque no muerde el anzuelo tampoco.

“La Igualdad”, menudo invento. Al parecer han etiquetado de “Neomachismo” a ciertas posturas que defienden el papel de la madre como mujer que no trabaja y cría a sus hijos exclusivamente, alegando que son nuevas tácticas machistas para encarcelar a la mujer en la desigualdad. Joder, seguimos sin entender nada. Divide y vencerás ¿No?.

Cada uno de nosotros, decide o debería saber decidir qué quiere hacer con su vida, pero si una mujer y un hombre deciden ser padres, por favor, entended que nos han engañado como Seres Humanos, entended que hay energías sutiles que se alimentan de nosotros, entended el gran engaño al rebaño, y abrid los ojos, nuestros hijos nos necesitan cerca, siempre.

Aquellos que defienden la igualdad de la mujer en el mundo laboral, luchan creyendo que hacen algo bello y bueno para la Humanidad, pero, yo no caigo en la trampa, lo siento.

Yo quiero explicarle a mis hijos la verdad, que el dinero es abundante, no escaso como nos han hecho creer; quiero explicarles la Alquimia del Ser Humano, quiero darles teta siempre, y criarlos yo y mi hombre, juntos. Quiero que sepan que el hombre y la mujer cayeron en la trampa, en la trampa de querer ser iguales, de querer ser distintos

Comparte:

6 comments

  1. Una Chica del montón 11 agosto, 2018 at 14:54 Reply

    Muy bonito texto
    no te quito razón pero al mismo tiempo debo decir que desgraciadamente en este mundo a día de hoy sin dinero no se puede vivir,hay que comprar comida para poder comer,ropa para no salir desnudos a la calle,hay que pagar hipoteca o alquiler para tener y techo y si ya tienes un niño ni te cuento, si tienes que ir a algún sitio en trasporte o coche también vale dinero, aunque no queramos trabajar tenemos que hacerlo así que no nos queda de otra si tenemos cosas que pagar o personas a las que mantener porque desgraciadamente todo en este mundo funciona así,con dinero …

    • mamaventura 11 agosto, 2018 at 15:22 Reply

      Tienes toda la razón, solo creo que es así porque nos han hecho ver que es así, al fin y al cabo, el dinero tiene el valor que nosotros queramos darle, y evidentemente, a día de hoy, hacen falta muchos pasos para cambiar el paradigma del dinero, pero se puede hacer. Muchas gracias por tu comentario compañera.

Comenta este post