El Método Estivill es Malo: Abramos los Ojos

El Método Estivill es Malo: Abramos los Ojos
5 (100%) 3 votes

el metodo estivill es malo

EL MÉTODO ESTIVILL ES MALO PARA NUESTROS HIJOS

Suelo ser bastante prudente cuando hablo de elecciones personales para con nuestros hijos, pero este tema me supera, me enerva, me entristece y me genera mucha rabia, me da igual si algún padre o madre se siente ofendido con esta entrada, solo expreso mi opinión sobre el método estivill ¿el método estivill es malo? Sí, el método estivill es malo, muy malo para los niños, y además pienso que hay que ser muy hijo de puta para llevarlo a la práctica.

Me entristece que haya padres que sin ser unos hijos de puta, piensen que le hacen un bien a su hijo, porque así se lo aconsejó un médico, un amigo o un experto de esos que tanto saben, padres que han cedido su empoderamiento y que son engañados por modas, tendencias y estúpidas falacias que ponen en juego la salud mental y emocional de nuestros más pequeños.

EL METODO ESTIVILL

Analicemos a grandes rasgos algunos de los crueles consejos que este método nos propone:

– Reemplazar en la habitación del niño, la figura del padre, la madre o de ambos, utilizando un dibujo, un muñeco, un móvil o un objeto querido por el niño. Explicando al niño que este objeto cuidará de él por la noche.

– Si el niño usa chupe, dejar varios chupetes sobre la cuna para que pueda encontrar alguno durante la noche.

– Poner a dormir al niño, separarnos de él una distancia prudencial y sin tocarlo desearle buenas noches, con un discurso que dure aproximadamente 30 segundos.

– Al salir de la habitación, apagar la luz y dejar la puerta abierta.

– Una vez que el niño empiece a llorar, los padres deben permanecer alejados de la habitación y volver a ella, en función de la tabla de tiempos.

– Cuando toque acudir a consolar al niño, siempre tendrá que ir uno solo, manteniendo una distancia que impida que el niño le toque, y explicándole (en no más de 10 segundos) que sus padres no le han abandonado y que únicamente le están enseñando a dormir.

¿Hay que ser hijo de puta o no? Pues sí, y mucho, como decía al principio del post.

Además, a la hora de dormir a nuestros retoños, queda terminantemente prohibido:

– Cantarle

– Mecerlo en la cuna o en los brazos

– Pasearlo en cochecito

– Darle palmaditas o acariciarlo

– Darle el biberón o agua

– Ponerlo en nuestra cama

No me cabe duda que con la introducción de estas nuevas modas de crianza (por llamarlo de algún modo) se pretende una desestabilización y trauma emocional sin precedentes.

QUE QUEDE CLARO: EL MÉTODO ESTIVILL ES MALO

– El metodo Estivill es malo para la salud emocional de un niño.

– Un niño necesita ser abrazado y consolado siempre.

– No tengamos la desfachatez de olvidar de qué pasta estamos hechos, los seres humanos necesitamos dormir en manada, nuestros hijos no están preparados para dormir solos en edades tan tempranas.

– Decirle a un niño que un muñeco, un dibujo o un grillo cuidará de él por la noche es de ser muy hijo de puta ¿Para qué queremos tener un hijo? ¿Para que por la noche lo cuide un muñeco? Seamos un poquito menos hijos de puta, por favor.

– Qué clase de persona aconseja a unos padres sacar a su hijo del cuarto compartido, de modo que duerma a solas en una habitación, con tan solo tres meses de edad.

– Dormir a nuestros hijos cantándoles una nana, con besos mientras los abrazamos o haciéndoles cosquillas en su dulce piel…es una de las experiencias más hermosas que nos regala la vida. ¿Por qué alguien quiere arrebatarnos tan grandioso tesoro?

– Que un método tan malo y devastador como el Estivill, imponga un reloj entre madre e hijo, que nos quieran marcar con minutos el tiempo que nuestros hijos deben estar llorando antes de que un padre vaya a calmarlo, y que cuando por fin podamos ir a su encuentro se nos prohíba el contacto físico y se nos indique la distancia en centímetros a tener con nuestro ser más amado, eso señores, debería estar castigado y penado socialmente, porque es algo monstruoso.

– Lo malo del Método Estivill es que los daños que puede causar en el niño quizá no se perciban hasta pasados años.

– Nuestros hijos no se merecen la aplicación de un método que hace que se sientan indefensos, inseguros y desprotegidos.

Podría estar escribiendo largas horas acerca de lo malo que resulta el Método Estivill para la integración y salud emocional de nuestros niños, podría derramar lágrimas en forma de letras durante un eterno discurso a modo de hacer entender que nuestros hijos nos necesitan cerca, que podemos enseñar a dormir a nuestros hijos con amor, contacto y calor paternal, y que algún día serán capaces de dormir sin necesitar a los padres cerca, sin imposiciones que rozan lo inmoral.

Podría hacer una Oda a lo maravilloso que es sacar a un hijo de su llanto, besarlo y abrazarlo, protegerlo y brindarle la seguridad de que nuestro amor es incondicional, sin reloj, sin métodos estúpidos y egoicos, enseñemos a nuestros hijos que nuestro amor no tiene límites, y luego, enseñémosles a dormir sin miedos, sin dolor, sin sufrimiento…es desolador que nuestros hijos asuman y acepten las directrices del Método Estivill.

Gritémosle al mundo cuánto amor merecen nuestros hijos, y cerremos la puerta a cal y canto a consejos que pretenden destruir lo más maravilloso que tenemos como Seres Humanos.

Compartir en redes es muy importante para mamaventura.

Ayúdame a crecer:

3 Comments on El Método Estivill es Malo: Abramos los Ojos

  1. Bibiana
    19 noviembre, 2018 at 1:51 pm (3 semanas ago)

    Lo has bordado, Jessica. No puedo estar más de acuerdo contigo. Y es verdad, que además de ser un método cruel, irrespetuoso y antinatural , es perfecto para crear y establecer modelos de apego inseguros, con las consecuencias que esto acarrea.

    Un abrazo!

    Responder
    • mamaventura
      19 noviembre, 2018 at 4:08 pm (3 semanas ago)

      Bibiana siempre me emocionas con tus comentario. Me alegra que te haya gustado amiga, y muchas gracias siempre por leerme. Un besazo.

      Responder
  2. Pilar Soro Mateos
    19 noviembre, 2018 at 11:32 pm (3 semanas ago)

    Hace 27 años escuché sobre este método, y nunca lo seguí con mis hijas. La primera lloraba mucho por las noches, durante unos meses que se me hicieron largos, pero siempre la atendí. Fue una niña feliz y ahora es una mujer feliz.

    Responder
    • mamaventura
      21 noviembre, 2018 at 7:47 pm (3 semanas ago)

      Algunas noches nuestros niños lloran y no sabemos qué les sucede porque aún sus palabras no alcanzan a explicarnos por qué se sienten mal, como tú dices, atenderlos garantiza que su felicidad no quede mellada, además, a veces todo lo que necesitan es tenernos cerca. Gracias por pasarte por mi Blog Pilar, y por dejar tu comentario. Un abrazo.

      Responder

Escribir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comentario *






error: Contenido Protegido.