Archive of ‘Las Aventuras de Mamá Ventura’ category

En Defensa de mi hombre por su Entrada de Plantas contra el cáncer.

Hoy hago esta entrada en defensa a mi hombre, a mi marido, a mi compañero de vida, porque quiero ser y me considero una persona pacífica, pero cuando me tocan donde duele, ardo por dentro.

Esta mañana, un usuario de Bloguers.net ha dejado el siguiente comentario en un Post que mi hombre ha creado sabiendo lo que hace y con el único fin de poder ayudar a determinadas personas que son diagnosticadas de cáncer:

Esta entrada puede provocar que haya muertes de enfermos de cáncer .

Pero bueno, ¡Oiga! ¿Qué falta de respeto es esta?

Puedo entender que haya personas que no crean en la Madre Naturaleza como dadora de Plantas Curativas, puedo entender que haya personas que no conozcan el entramado de las Farmacéuticas y que no se interesen por los miles de Testimonios que cuentan su historia sobre cómo se curaron de cáncer con nuestras maravillosas y milagrosas plantas, pero, jamás podré entender que por el hecho de crear una entrada con información que puede resultar útil a muchas personas, se diga que se puede provocar muertes con ello.

Me arde la sangre que se señale y se juzgue con el dedo, que se defienda a capa y espada la medicina convencional, tan corrompida a veces.

Mi hombre en ningún momento ha creado una entrada incitando a nadie a que deje de confiar en sus medicamentos procesados, él ha hecho una entrada desde el corazón valiente de alguien que sabe que las plantas tienen un potencial curativo enorme, y sí señores, para el cáncer también.

Que creas o no en ello, me resulta totalmente respetable, al igual que me resulta respetable que una persona acuda a la Oración para sanar ¿Qué pasa con las plantas?

Que mi hombre hace un momento me haya contado – entre pena e indignación – el desafortunado comentario que ha tenido que leer en una de sus entradas, me parece intolerable. Como digo, cada uno tiene su opinión, y puedes opinar distinto, pero siempre desde el respeto, el respeto hacia las miles de personas que han sido curadas de cáncer gracias a las plantas, el respeto hacia una medicina alternativa, que merece su sitio, su lugar, por haber salvado tantísimas vidas, y como no, el respeto a quién escribe un Post con información valiosa para aquellas personas que quieran buscar alternativas a la medicina convencional contra el cáncer, que perdone usted, señor comentarista desafortunado, son muchísimas.

Ayúdame a crecer:
error

Miedo a la muerte de los hijos ¿Os pasa?

He tenido que dar un gran paso para crear esta entrada. En ella, intentaré reflejar uno de mis grandes miedos, el que más me pesa, el que más daño me hace, el que más pequeña me hace sentir. Os hablo del miedo a la muerte de los hijos.

Ser madre o padre es una experiencia maravillosa, de eso no cabe duda, pero también es, en la mayoría de los casos, un huracán que trae consigo “cositas” que no nos gustan nada, aspectos que no sabíamos que iban a llegar, porque además, nadie los ha invitado a nuestra casa.

En mi caso, tras dar a luz a Hada, mi primera hija, empecé a sentir muchos miedos, algunos de ellos verdaderamente absurdos si los contemplas desde fuera, pero ahí estaban, querían algo de mí y venían para quedarse.

Desde miedo al atragantamiento, hasta miedo a muerte repentina o enfermedad, pasando por todos los matices de sufrimiento posibles, una situación que me hacía sufrir a cada instante, todos los días sin distinción. Entre tanto, y cómo no, apareció la culpa, esa culpabilidad por pensar aquellas atrocidades, esa culpa por no vivir el momento presente, no estar plenamente feliz disfrutando del momento, disfrutando de que estaban bien, de que como madre, no podía pedir más. Sentía miedo, mucho miedo, y culpa, mucha culpa.

Me atrevo a contaros esto porque por mucho tiempo he pensado, y en cierto modo sigo sin saber, si esto sucede o no a otras madres y padres con vidas normalmente “comunes”. Digo comunes en cuanto a que tengo la dicha de no haber pasado, al menos que yo recuerde, ningún momento traumático en mi infancia, algo que de algún modo pudiera “justificar” unos pensamientos tan tremendamente destructivos. Tal y como le comentaba hace unos días a Lorena, de Terapia en Red, para un Post que va a hacer para Mamaventura, me recuerdo siempre como una persona feliz, con mis altos y mis bajos, pero feliz. ¿Qué ocurre entonces cuando una madre o un padre se ve desbordado y acorralado por su propia mente?

Creo que el propio desconocimiento hacia la muerte en sí misma hace mucho daño, el desconcierto y la desinformación entorno a ella, hace que temamos que algo a lo que amamos tanto pueda morir y desaparezca para siempre. Por otro lado, también creo que hacen mella la multitud de malas noticias a las que estamos expuestos desde pequeños, desde el telediario hasta el murmullo noticiero que te cuenta tu vecina, por eso, entre otros motivos, dejamos de consumir televisión hace años, porque cala hondo al subsconsciente, y porque somos frágiles ante tanto mal, tanta negatividad.

No he salido de esta, aunque he tocado fondo, y eso mismo, ha hecho que comience a instruirme, a informarme, a leer y a despertar de esta pesadilla para traspasar el velo de la mente, para entender que mis miedos no soy yo.

Victor Brossah, en un reciente email me aconsejó lo siguiente:

Jessica, todo el mundo es causa de su vida. Tus hijos también. Nada de lo que hagas variará lo que ellos eligen vivir. Otra cosa es que te sientas culpable. Cada vez que pienses algo que no te agrada sopla y di: esta no soy yo, es mi miedo. Gracias miedo por ayudarme a crecer poniéndote entre mi corazón y mi vida. Te devuelvo al universo. No le des importancia y no la tendrá. Un abrazo de corazón y un beso muy grande…

 

Espero pronto poder vivir feliz siempre, poder disfrutar y aceptar lo que es, y lo que no es, que no sea tampoco en mi mente, espero poder darle espacio a mi esencia, romper los barrotes de mi alma encarcelada, mi alma…encarcelada por mi propia mente.

Y a vosotr@s, ¿Os pasa algo parecido? ¿Me contáis vuestras experiencias?

Un fuerte abrazo.

Ayúdame a crecer:
error

Colecho, Dulce Colecho…¿Por qué te quiero tanto?.

No sé muy bien de dónde viene la palabra Colecho, la verdad es que no he buscado información con respecto a su origen, mi hombre dice que significa “cerca de la leche” co-lecho, la verdad es que tiene sentido. Hoy quiero hablaros de él, porque en casa desde que en 2015 nació nuestra primera hija “Hada”, no hemos dejado de amarlo.

El lugar donde los padres deciden habilitar el “espacio de sueños” de sus hijos es algo muy personal, no pretendo juzgar lo que cada familia decida y haga, pero creo que se nos ha olvidado nuestra procedencia, nuestras necesidades salvajes y lo que verdaderamente es importante para nuestros hijos.

El juicio, el miedo y las opiniones, entre otros factores, llevan a muchos padres a un suplicio en cuanto al lugar donde duermen sus hijos se refiere. Si nos paramos a sentir, con el corazón en la mano, creo que nadie puede negar que nuestros hijos necesitan a sus padres cerca siempre, y la hora del sueño no va a ser menos, de hecho, quizá sea uno de los momentos en que más cerca nos necesitan.

Eso es lo natural, lo salvajemente y humanamente natural. Nuestros hijos necesitan dormir con sus padres, bien cerquita, donde tengan acceso inmediato a la fuente de amor y calor de sus protectores, especialmente, en edades tempranas.

Los juicios y prejuicios, la programación social y el miedo nos dicen “otra cosa”: El Colecho malcría, hace que nunca quieran dormir solos, la intimidad de los padres se pierde y mil y una mentiras más.

El Colecho para mi es una muestra inmensa de Amor, ternura, protección y cariño, no veo lugar alguno donde quepa aquí el concepto de malcriar.

Por otro lado, como suelen decir Carlos González y Rosa Jové, los padres que intenten dormir con los hijos hasta que éstos cumplan los 18 años están condenados al fracaso. Los hijos, cuando cumplen cierta edad, o mejor dicho, cierta madurez emocional, necesitan y buscan el desapego hacia sus padres, que quieran dormir solos es algo que sucederá algún día. Disfrutemos del regalo tan bello que nos brinda el Colecho cuando nuestros hijos no están preparados para “otra cosa”.

En cuanto a la intimidad de los padres…simplemente no cuela, ésta se busca y se encuentra en otros lugares de la casa, o se aprenden métodos totalmente compatibles con el Colecho. Después de tener 3 hijos en tan solo 3 años, solo puedo deciros, que al menos en mi caso, el Colecho nunca ha sido un problema en cuanto a la intimidad de pareja se refiere, el agotamiento y cansancio en cambio, hace mucho daño en este sentido 🙂

Para practicar Colecho solo hace falta querer hacerlo y tener en cuenta determinados aspectos de seguridad si colechamos con un recién nacido, como los tenemos igualmente en cuenta al acostarlo en una cuna. Si no queremos acostar a un bebé directamente en nuestra cama, hay cunas colecho que no tienen barrera de separación entre la cuna y la cama, los bebés están muy cerquita de sus papás y quizá los padres se encuentren más cómodos y seguros.

En cuanto a la edad de los hijos para practicar Colecho creo que simplemente no importa, de verdad llega un día en que querrán dormir solos, algunos lo demandarán a los 5 años, otros a los 8, otros a los 3… depende de cada niño y sus propios ritmos y necesidades. En nuestro caso, Hada tiene 3 años, Risueña 2 y Duendecillo 7 meses. Ya todos no cabemos en la misma cama así que tenemos dos camas de matrimonio juntas, Hada y Risuela duermen en una de ellas, y papá, Duendecillo y yo en otra. Para las tomas nocturnas, por ejemplo, tener al bebé tan cerca es algo maravilloso, prácticamente no llego a despertarme, el bebé busca y trepa hasta su fuente de alimento y mama mientras duerme hasta que suelta la teta y sigue dormido, ¿Se puede pedir más?

En definitiva, si no practicáis el Colecho por decisión propia, será respetable siempre, que no os quepa duda de que lo que decidáis desde vuestro compromiso y Amor estará bien, pero si no colecháis por los huéspedes de la opinión, el juicio y el miedo, invitadlos a todos a salir de vuestras mentes y abridle la puerta al emocionante y majestuoso deleite que ofrece el Colecho, uno de los regalos más grandes y hermosos que brinda la vida a padres e hijos, y disfrutad de él, disfrutad de él todas y cada una de las noches venideras.

Ayúdame a crecer:
error

Cuando el “Amor” se acaba

El Amor, ése que emana de nuestras más sinceras entrañas, jamás puede agotase, pero, qué hay cuando hablamos de ese amor idealizado, ese concepto de amor de pareja al que estamos expuestos y condicionados desde muy pequeños ¿Se acaba?, mi conclusión es que sí, se acaba, se agota, se cansa, se rinde, se marcha, se esfuma y se fuma en un último cigarro desesperado. El amor de pareja no es para siempre necesariamente, y hoy, quiero hablaros de ese “amor de pareja” que se marcha para no volver.

El amor de pareja es una ilusión, y como tal, tiende a esfumarse si no hay otros pilares más importantes que lo sostengan y lo retroalimenten. El amor hacia los hijos para mí resulta innegable, es un amor que va más allá de condiciones, es un amor asertivo, basado en la aceptación, protección y lealtad en la mayoría de los casos, un amor puro, limpio y vástago, heredado naturalmente por nuestra condición humana como parte del inmenso amor que existe en la naturaleza, el universo y todo lo que lo conforma.

Pero, el amor por la pareja no tiene la misma naturaleza, como base del mismo, generalmente encontramos nuestra personal idealización sobre la otra persona, lo que creemos que es y que no es, lo que nos gusta y lo que no, lo feliz o infeliz que nos sentimos a su lado…El amor de pareja llega a modo de huracán, nos hace sentir mejores y llena nuestros propios vacíos, convirtiendo el fango en prado y haciendo parecer que el mundo, es un lugar más bello, pero si no se cuida, todas nuestras expectativas se derrumban, y el huracán que vino, se marcha llevándose a su paso todo consigo.

Cuando el tiempo y el ahora nos enseñan que el amor de pareja se acabó, debemos entender que nuestro Amor sigue con nosotros, nuestro verdadero Amor nadie podrá arrebatárnoslo, y al mismo tiempo, hay que entender, que si el amor de pareja de ha ido, nosotros debemos marcharnos también.

El amor de pareja que acaba, huele a desdicha, se presenta a modo de discusiones constantes, faltas de respeto, soplidos y resoplidos ante los actos de la pareja, desgana afectiva, juicio constante, queja constante, dolor, desapego, vacío emocional. Tarde o temprano, si el amor de pareja se fue, va  intentar llevarse todo con él si seguimos al lado de quien verdaderamente no nos ama, de a quien verdaderamente no amamos. Se lleva nuestra alegría, nuestra autoestima, nuestro valor, nuestras ganas, nuestros sueños…

Hay que saber pasar página, reconocer cuando el amor de pareja nos ha abandonado, debemos ser lo suficientemente justos como para abandonar la escena. Todos, merecemos un amor de pareja auténtico, en caso de elegir tener pareja, un amor basado en el respeto incondicional, en el cariño, un amor que siempre tenga presente la importancia que supone mimar y demostrar afecto y compromiso a aquella persona con la que elegimos compartir nuestra vida, nuestras penas y nuestras Glorias.

Sí, el amor de pareja puede irse para no volver, y una vez se marcha, cansado y desdichado, ya nada volverá jamás a ser como antes.

Ayúdame a crecer:
error

Mamaventura abre Tienda Online Cazatest

Llevo unos días sin parar, la próxima semana se abrirá al público Cazatest.com y quiero contaros un poquito acerca de este proyecto tan bonito que comenzará sus andaduras muy muy prontito.

L@s que me conocen un poco ya saben que mi hombre y yo trabajamos en casa, nos lanzamos a proyectos nuevos que nos parecen interesantes y desde que estamos juntos hemos probado y seguimos probando formas de buscarnos la vida haciendo lo que más nos gusta: Estar cerca de nuestros hijos.

No es fácil pero creemos en los sueños y por ahora, no nos ha ido mal. Después de varios meses de ilusiones y disgustos, por fin vamos a poder abrir nuestra Tienda Online de venta de Test de Embarazo. Os cuento un poco la historia de Cazatest y os invito a particicpar en el programa de afiliados, con el que os beneficiaréis desde un 8% a un 18% (según vuestro Rank) de comisión por las ventas para siempre.

¿Cómo se nos ocurrió vender Test de Embarazo?

Soy una “Yonki” de los test de embarazo, esto es algo que nunca os he contado, pero soy de las que gastan 20 test de embarazo al día buscando una leve línea que cante un embarazo desde el sexto día post ovulación. Hay frikis de todo tipo y mi especialidad son los test de embarazo.

Un día, entre tantos test de embarazo, metida en el baño con mi pis en un vasito me vino la inspiración. Joder ¿Por qué no vendo test de embarazo?.

La competencia es fuerte y la clientela suele ser fiel a la tienda donde compra sus test de embarazo pero, ¿por qué no intentarlo?

Creación de Cazatest

Compramos el dominio cazatest.com, el cual nos gustó desde el primer momento, y me dispuse a la creación de la web, muchas horas de “curro” que siempre se ven compensadas cuando ves el trabajo finalizado.

Buscamos proveedores de test de embarazo y estudiamos precios, marcas, fabricantes, etcétera, y después de muuuuucho barajar, nos decidimos por la marca One Step, por precio y calidad (bastante aceptable).

Para poder competir en precios, algo que considero imprescindible, tuvimos que invertir gran parte de nuestros ahorros para comprar cientos de miles de test de embarazo.

Licencia de importación de productos sanitarios, embalaje, demoras y más demoras, configuraciones de última hora, hasta que por fin, estamos cerca de poder abrir al público nuestra Tienda Online Cazatest.

Programa de Afilados de Cazatest.com

Me parece buena idea ofrecer un buen porcentaje del total de cada venta que traiga un afiliado, es una manera de premiar a aquellas personas que recomienden Cazatest, coloquen un banner publicitario en su Blog o nos nombren en redes sociales.

El usuario, al comprar desde tu link de afiliado, te generará beneficios de todas y cada una de sus compras, presentes y futuras, en concreto, hemos establecido siete RANKS escalables en función de vuestras ganancias en el Programa de Afiliación, a saber:

RANKS GANANCIAS AFILIADOS DE CAZATEST

  • RANK Básico: Sin ningún requisito previo, todos aquellos AFILIADOS que se den de alta en el Programa de Afiliados de CAZATEST, obtendrán una comisión del 8%.
  • RANK Vendedor: Comisión del 10% del total de cada pedido del cliente referido para vendedores cuyos beneficios por comisión anteriores totales asciendan a 10€.
  • RANK Vendedor Avanzado: Comisión del 11% del total de cada pedido del cliente referido para vendedores cuyos beneficios por comisión anteriores totales asciendan a 50€.
  • RANK Vendedor Deluxe: Comisión del 13% del total de cada pedido del cliente referido para vendedores cuyos beneficios por comisión anteriores totales asciendan a 250€.
  • RANK Vendedor Premium: Comisión del 14% del total de cada pedido del cliente referido para vendedores cuyos beneficios por comisión anteriores totales asciendan a 500€.
  • RANK Vendedor Premium Plus: Comisión del 15% del total de cada pedido del cliente referido para vendedores cuyos beneficios por comisión anteriores totales asciendan a 750€.
  • RANK Ultimate: Comisión del 18% del total de cada pedido del cliente referido para vendedores cuyos beneficios por comisión anteriores totales asciendan a 1500€.

Desde Aquí os invito a que os deis de Alta como Afiliados, tendréis acceso a un Panel de Control muy completo y desde allí mismo podréis generar vuestros Links de Afiliados, acceder a distintos Banners, etcétera. Además está muy organizado el seguimiento de vuestros referidos, visitas, ventas, ganancias… Ha quedado muy chulo, ya lo veréis. Podéis Registraros aquí:

 

En una próxima entrada haré un Tutorial del Panel de Afiliados de Cazatest.com para resolver posibles dudas que puedan aparecer, aunque estoy segura de que no vais a tener problemas, es muy intuitivo.

¿Qué espero de Cazatest.com?

Mis planes, disfrutar y llegar alto durante el proceso, Sé que no lo tengo nada fácil pero voy a ir a por ello, estoy convencida de que Cazatest, como dije en otra ocasión, será responsable de muchas de mis sonrisas.

Así que espero que os guste, y os pido un pelín de ayuda, si conocéis a alguien que busque test de embarazo, Sssshhhheee!!! Cazatest.com, de verdad que voy a ajustar muy mucho los precios.

Gracias por todo, me alegra poder contaros estas cositas, espero traer nuevas noticias pronto.

Gracias, gracias, gracias.

Me encantaría que te acordarás de Cazatest cuando quieras Comprar Test de Embarazo

Ayúdame a crecer:
error
Blog de Maternidad y Crianza respetuosa

Estoy Aprendiendo…

Ahí estoy yo, intentando aprender a que no me jodan la vida, aunque ciertamente, generalmente somos nosotros los que nos jodemos la vida a nosotros mismos, no le echemos la culpa a otros.

Estoy aprendiendo a valorarme, sin importarme la desvalorización constante de quién pueda tener cerca.

Estoy aprendiendo a entender que hay personas con odio que escupir, y estoy entendiendo que no lo merezco, con lo cual, no voy a retroalimentar ese odio que quiero lejos.

Estoy aprendiendo a perder el miedo a irme, a irme lejos de lo que no quiero y encontrarme con aquello que verdaderamente me haga feliz.

Estoy aprendiendo a perdonarme y a perdonar, y también estoy aprendiendo a que nadie me va a querer más de lo que yo pueda quererme a mí misma en la vida.

Estoy aprendiendo a no depender de nadie, y eso cuesta, a veces sigo siendo la pequeña a la que le gusta que la mimen, pero duele darse cuenta que a veces no siempre tenemos una mano amiga, un apoyo sincero.

Estoy aprendiendo a encontrarme, a desprenderme de todo lo que no soy, a ser libre, verdaderamente libre, libre de mí misma y mis propias ataduras.

Siempre ando anhelando un “te quiero”, estoy aprendiendo a quererme y a susurrarme los “te quiero”a mí misma, para no decepcionarme de las palabras que no pronuncian otras bocas, yo, mí, me, conmigo.

Estoy aprendiendo a perderme sola, sin miedo a volar con alas propias.

Estoy aprendiendo de mis tropiezos, de mi torpeza, y estoy aprendiendo a besarme, a abrazarme.

Estoy comprendiendo y aceptando mis miedos, y aprendiendo a reconocer que no son realmente míos.

Me lanzo a aprender de la vida, sola, me lanzo a curar mis heridas, siendo alumna y maestra de mis días, me lanzo al vacío y me lleno, y doy gracias de estar aprendiendo.

Ayúdame a crecer:
error

El Peligro de los Cuentos y Películas infantiles

Menudo tema, cuando hablo del peligro de los cuentos y películas infantiles para niños, me refiero a la mayoría de los cuentos y películas, contemplando la posibilidad de que haya algún cuento o alguna película que se libre de mis críticas, pero si nos parásemos a analizar su contenido en profundidad, muy pocos cuentos y muy pocas películas se salvarían.

Desde ya adelanto, que no me sirven excusas como:

  1. Los niños tienen que saber qué hay en el mundo para poder enfrentar situaciones difíciles.
  2. Los malos forman parte de la vida y los niños tienen que saber que existen.
  3. Pese a multitud de situaciones basadas en el miedo y la tragedia, la mayoría de cuentos y películas infantiles tienen un final feliz.

Una vez más, nuestros niños son víctima de una evidente conspiración cuya principal pretensión es programar en sus mentes peligrosos arquetipos como el miedo, la sumisión y la tergiversación del amor, entre otros.

Pareciera mentira que la mayoría de los cuentos y películas para niños estén hechas realmente “para niños”, sin ningún filtro, y digo, sin ninguno. Todavía hay personas, expertas, tituladas, con un currículo espectacular, que son entrevistadas y afirman que estas historias dramáticas y terroríficas le hacen algún bien a nuestros hijos; y claro, nosotros, acostumbrados a no pensar por nosotros mismos desde pequeños, con la gran ayuda de la escuela, creemos esas palabras, que proceden nada más y nada menos que de un experto en la materia, y lo que diga un experto, va a misa. Ejemplo de ello son las numerosas afirmaciones y estudios que podemos encontrar por internet que aconsejan “Buscando a Nemo” y “Bambi”, entre otras. De verdad parece mentira, al menos a mí me lo parece. Si buscáramos un listado de películas y cuentos infantiles recomendadas por cualquier periódico o fuente convencional y nos sentáramos los adultos a verlas con lápiz y papel en mano, nos daríamos cuenta de que quieren destrozar “algo” en el espíritu de nuestros hijos. Pero claro, a menudo nos dejamos engañar y dejamos que la responsabilidad sobre qué ven y escuchan nuestros hijos recaiga sobre otros, expertos y conocedores de la materia, que si así lo recomiendan, debe ser algo bueno para los niños, pensar de otra manera es conspiranoico y descabellado.

En algo que coinciden la mayoría de cuentos y películas “infantiles” es en presentar la muerte en el escenario.¡Cuidado!. La muerte forma parte de la vida y no hay que proteger a los niños de ese concepto, dirán muchos. Pero, ¿Acaso la muerte es lo que nos cuentan y nos han contado? ¿Acaso los adultos mismos tenemos claro qué es la muerte? ¿Por qué nos han programado para temerle a la muerte? ¿Acaso hay posibilidad de vida sin que la muerte exista? Entonces, ¿Por qué nos enseñan a celebrar el nacimiento y a temerle a la muerte?.

Entender la muerte en todo su esplendor requiere de muchísimos engranajes que un niño aún no posee, y que presenten la muerte como un concepto trágico en historias para niños, traumatiza al niño y programa en él un concepto de muerte, que no es el que debiéramos tener como seres espirituales que somos.

niño-tvEn un niño, el apego y la unión sentimental y espiritual hacia sus padres lo es todo en sus primeros años de vida, tener que afrontar una situación expuesta en un libro o una película de un personaje que pierde esa figura paterna o materna a través de algo llamado muerte, es algo que le genera desprotección y miedo. No hay en ello absolutamente nada positivo para un niño, de hecho sucede todo lo contrario, y está hecho a propósito.

Cuidado con Disney, si hay algo en el mundo que nos lo intentan meter hasta en la sopa, ya es motivo suficiente para desconfiar. Frases como: “Te odio papá”, “no quiero volver a verte papá” y joyas del estilo son muy comunes en estas producciones como por ejemplo El viaje de Arlo o Ice Age La Era de Hielo. Lo que a oídos de un adulto no representa importancia o incluso pasa desapercibido, a oídos de un niño que está en pleno desarrollo psíquico y emocional suceden mecanismos muy complejos que son clave para su aprendizaje. Detrás del guión de cualquier película hay personas de carne y hueso, guionistas especializados, que estudian minuciosamente cada detalle y cada palabra que aparece en la producción. Estos, a su vez, son supervisados en un proceso en cadena hasta que se obtiene el trabajo final. De verdad, ¿Es el mejor mensaje que pueden darle a un niño?, ¿Acaso un experto no puede hacer nada mejor?, ¿No deberían tener en cuenta los guionistas de películas infantiles que el público al que van dirigidas sus producciones es altamente sensible a palabras y estímulos?.

No es producto de ningún acto de buena fe hacia nuestros pequeños, tampoco es un despiste ni es algo que deba pasarse por alto. Este tipo de contenido está hecho a propósito y aunque cueste creerlo, hay un gran interés en mellar la fortaleza y pureza que nos es brindada al nacer. ¿A quién y por qué le interesaría a alguien hacer con los niños algo así?, esto, es un tema del que hablaré en otro post, ya que, es algo que me gustaría explicar con detenimiento.

Centrándome ahora en los cuentos infantiles, decir que debemos preocuparnos muy mucho de su contenido. Generalmente pensamos en los libros como una herramienta valiosa para nuestros hijos, algo que les abrirá puertas muy importantes en su propio aprendizaje. Los libros son una herramienta valiosa y positiva únicamente si su contenido también lo es. Por el contrario, y como sucede con la mayoría de cuentos infantiles, si su contenido es desgarrador y cruel, la herramienta se vuelve en contra de nuestros hijos pudiendo causar en ellos traumas y miedos difíciles de resolver en la mente de un niño.

Que los cuentos sean popularmente leídos antes de ir a la cama no es casualidad. Se cree que ello relaja a los niños y los introduce en el “ritual” del sueño pero yo difiero mucho en esto. Hay que tener en cuenta el poderoso potencial de nuestro, desconocido para la mayoría, subconsciente. Al dormir, nuestra mente subconsciente entra en acción, por ello, es de suma importancia que prestemos atención a nuestros últimos pensamientos del día, intentando dirigirlos y controlarlos hacia nuestro beneficio y bienestar hasta que seamos capaces de adquirir esa “costumbre sana” de pensar en positivo justo antes de irnos a la cama. Generalmente, estamos contaminados de pensamientos, creencias y preocupaciones que nos impiden dicha tarea, pensando justamente en nuestros problemas antes de dormir, generando con ello una programación en nuestro subconsciente que posteriormente nos pasará factura.

depositphotos_60689035-stock-photo-scared-boyEs por ello, que debemos conducir al niño para que justo antes de dormir piense en cosas que le hagan sentir bien y lo mantengan en un estado de equilibrio y bienestar mental y emocional. Los cuentos infantiles que presentan la muerte, la separación familiar e incluso el asesinato como hechos en una historia, generan en el niño un impacto sin precedentes, que no solo le causan graves miedos e inseguridades, sino que contados justo antes de dormir, se convierten en un arma de destrucción letal para la mente subconsciente del pequeño.

No debemos olvidar que un niño no está preparado para entender la vida en todo su esplendor, no debemos caer en la trampa de creer que un cuento con monstruos, malos y situaciones que dan miedo hasta a un adulto puede hacerle algún bien a nuestros hijos. Jamás. Un niño, además, no sabe diferenciar la realidad de la ficción, y esto, es algo que saben o deberían saber los que escriben cuentos para niños, qué menos.

Mi marido y yo nos hemos escandalizado al leer muchos de los cuentos que cayeron en manos de nuestras hijas. Al menos, hemos tenido la suerte de que nuestras pequeñas aún no sabían leer. Desde Hänsel y Gretel hasta Blancanieves, pasando por Caperucita Roja, cuentos que jamás deberían ser leídos a un niño. Por otro lado, encontramos cuentos que, sin ser una amenaza para la mente y el espíritu de nuestros hijos, son banales y vacíos en valores o contenidos. Cuentan pequeñas historias que los entretienen pero no van más allá. ¡Señores! Un niño tiene capacidades imaginativas y poderes mágicos maravillosos, hagamos hincapié en ello. Leamos a nuestros pequeños historias sobre la naturaleza, espiritualidad, el yoga, el reiki, la fortaleza, la empatía, la magia…

Mi mejor recomendación es que sean los propios padres o cuidadores los que inventen un cuento para sus hijos, inventen una historia sin maldad, sin violencia, sin muerte, sin torturas y sin miedos. Inventen algo que ellos merezcan, inventen una historia que les haga sonreír siempre, que los deje entusiasmados con la vida, que les haga sentirse dueños de su propio ser, que les haga sentirse bellos en su cuerpo y espíritu…una historia, que les brinde seguridad, la seguridad de que son Dioses y Diosas con un poder sobre sí mismos que no tiene límites, una historia, que más que un cuento, sea la verdad más hermosa que jamás alguien pueda contarles.

Mamá Ventura - También os puede interesar Los Peligros de Peppa Pig
Ayúdame a crecer:
error

Relato de mi tercer parto natural: el primero sin anestesia

Os cuento el relato de mi tercer parto, el primero sin epidural. Espero que disfrutéis íntegramente de este post, que nace desde el cariño y el respeto que le tengo a todo parto.

Relato de mi Tercer Parto

Introducción

Tengo ganas de contaros mi primer parto sin anestesia, los dos anteriores fueron con anestesia epidural ambos, siendo entre ellos, partos totalmente diferentes. Hoy os relato mi tercer y salvaje parto, ese que trajo al mundo a mi pequeño y amado tesoro, Duendecillo.

Siempre quise saber lo que era parir sin epidural, sin ningún tipo de anestesia. En mi primer parto no me sentí respetada, no respetaron mis ritmos ni ninguna de mis decisiones, todo iba bien, pero querían largar a las parturientas pronto porque, al parecer, el Hospital estaba colapsado de partos aquella noche (Hospital Virgen del Rocío de Sevilla). Oxitocina, rotura de bolsa, malas caras… Una experiencia horrible, que únicamente se vio recompensada cuando tuve a mi pequeña hija en brazos (Hada), pero esta es otra historia que quizá relataré en otra entrada.

Mi segundo parto, también con anestesia epidural, fue respetado al máximo, pese a finalmente solicitar la epidural pude parir de rodillas, como yo quería. Me atendieron personas respetuosas en toda regla, tuve el parto que toda mujer quisiera y merece tener, y fue en el Hospital Virgen de Macarena de Sevilla. En mi segundo parto quería dar a la luz sin anestesia, quería poder conseguirlo esta vez, quería traer a mi segunda pequeña (Risueña) al mundo, sabiendo lo que era parir “a pelo”. Pero me falló algo, me estuve preparando física y mentalmente entorno a la idea de conseguir un parto sin dolor. ¡Y aquí vino la trampa!. Cuando estaba a 8cm de dilatación y vi que el parto sin dolor en mí no iba a ser posible me derrumbé. Me acordaba de todos esos testimonios leídos y vídeos vistos de mujeres que habían dado a luz sin anestesia y sin dolor, y yo sentía que me había equivocado, que quizá alguna mujer lo había conseguido, pero que no iba a ser mi caso. Pedí epidural pese a que quería de verdad conseguirlo. Aún así, fue un parto soñado, sin dolor en la fase extreme eso sí.

Mi Tercer parto – Primero sin Anestesia Epidural

Y aquí empieza mi relato, mi parto, mi tercer parto sin anestesia.

Quedaban meses para dar a luz y me vino la misma pregunta a la mente – ¿Vas a intentar parir sin epidural de nuevo, Jessica? – Puffffffff, realmente pensaba que no iba a ser capaz, ¿Entonces?. Probé algo que no hice las veces anteriores. Me entrené mentalmente para SOPORTAR EL DOLOR.

Esa fue la gran diferencia. Sabía que iba a doler mucho, sabía que si en mi segundo parto, pese a encontrarme tan a gusto y sentirme tan respetada no fui capaz de soportar el dolor, en este tercer parto debía entonces enfrentarme al dolor, no temerle.

Si alguien que quiere parir sin anestesia me preguntara: ¿Duele mucho? – Teniendo en cuenta que cada mujer es un mundo, que cada cuerpo y cada parto es diferente, que cuenta mucho, muchísimo tu estado mental y emocional y la actitud de las personas que te acompañen en el trabajo de parto – respondería: Sí, duele mucho, pero es soportable porque el dolor más enloquecedor, ocurre justo cuando ya va a nacer, con lo que pasa rápido, rapidísimo.

Día de parto: 13/01/2018.

Hospital: Quirón Sagrado Corazón de Sevilla.

¿Por qué Privado? – Quería contar con intimidad en el post parto, puede pareceros una bobada pero era importante para mí, quería tener una habitación donde estuviéramos solo mi hombre, mi hijo y yo. Pagué durante 10 meses un seguro de DKV Hospitalización que incluía parto por 25€ y ¡listo!.

Estuve toda la noche con contracciones, similares a las de noches anteriores pero de vez en cuando venía alguna más fuerte de lo normal. Podía estar de parto pero no me alarmaba demasiado.

06:00h de la mañana: Creo que sí, que estoy de parto. Me vienen contracciones bastante intensas y parecen durar bastante, pero cronometradas no son nada regulares.

Os puede parecer de coña lo que os digo, pero tercer parto en 3 años y no sabía si estaba o no de parto . Yo creo que sí pero no estoy segura – le decía a mi hombre. Joder creía que sí, tenía que estar de parto pero no tenía contracciones regulares en absoluto.

Vamos al Hospital, no pierdo nada. Iba pensando en que se iban a reír de mí – tercer embarazo y no sabe reconocer si está o no de parto – Llegué de 4cm – Tú te quedas – me dijo la matrona que me reconoció.

¡Guauuu! Me sentó tan bien que me confirmara que estaba de parto, me hubiese sentido estúpida si me hubiesen mandado para casa. En fin, 4 cm de dilatación, no estaba nada mal. Me vine arriba como la espuma de una Paulaner mal tirada.

Entonces vino la gran pregunta por parte de la matrona: – ¿Tienes pensado algo? – supuse que se refería, evidentemente, a si tenía pensado cómo quería que transcurriera mi parto si todo marchaba bien. – Si todo va bien, me gustaría estar lo más tranquila posible, que mi parto fuese respetado en sus tiempos, sin prisa, y si quiero epidural yo os lo haré saber – contesté.

La matrona puso cara de incrédula y me dijo que parir sin epidural me iba a costar mucho, que ella me recomendaba epidural desde ya mismo. Menuda hija de puta, y lo digo desde el cariño porque se veía buena gente, pero empecé con el pie izquierdo, ya que el apoyo del personal médico es muy importante y a ella como que le jodió que yo quisiera intentar parir sin epidural. Era una chica joven, y siendo matrona, debía darme ánimos por mi valentía y animarme a un parto natural si es lo que yo quería. Pero a la jodía le jodía que no quisiera epidural.

Dilatación entre lenta y rápida, para que os hagáis una idea, Duendecillo nació a las 19:50 horas. El transcurso de la dilatación fue muy llevadero, soportaba el dolor con bastante ánimo y visualizaba a mi hijo en mis brazos.

La matrona no cesó en su empeño de que me pusiera epidural en todo el proceso de parto. Yo me encontraba fuerte y segura y le decía que no y ella ponía cara de aceptación forzada y soltaba un – Bueno… – así dejando caer la cabeza hacia un lado, no sé si me explico.

Empecé a sentir las contracciones muy muy seguidas, prácticamente ya no me recuperaba entre una y otra porque cada contracción me dejaba una sensación de dolor tan fuerte, que venía una nueva y prácticamente sentía el mismo dolor que el que sentía entre contracciones. La matrona y la Ginecóloga me hicieron un tacto y ¡Dilatación Completa!, peeeeero, según ellas venía en Posterior, algo que podía alargar enormemente el expulsivo.

En ese momento recordé que mi primera hija, precisamente también venía en posterior y agonicé en el parto pese a llevar anestesia epidural en vena. Empecé a perder la cabeza, literal, pedía ayuda desconsolada. Se me olvidó eso de querer parir sin anestesia en plan zen y suplicaba auxilio. Un “no puedo más” se adueñó de mí entera. Con mi hijo en posterior se me iba a hacer imposible soportar más tiempo esos dolores. Pedí ayuda, anestesia, lo que fuera. Vino la matrona y me escupió una sonrisa, se alegró de que fuera a parir finalmente con anestesia, a mí me dio igual, estaba desesperada.

Vino el anestesista y su equipo, me informaron que tan avanzado el parto no podían ponerme epidural, pero sí podían inyectarme otro tipo de anestesia que aplican en cesáreas. Yo dije: “Sí, quiero”, y mientras el anestesista preparaba el papeleo, me incliné en la cama para sentarme.

No dio tiempo de nada más, empecé a sentir un dolor nuevo, acompañado por una sensación de libertad y ganas de apretar inexplicables. Solté un “¡me cagooooo!” que ríase la gente y mi hombre gritó “¡Ya está aquí, lo veo!”

A partir de aquí pasaron segundos, quizá minutos, entre gritos y éxtasis, hasta que tuve a mi pequeño hijo en brazos. Bastaron dos o tres pujos guiados por mi instinto animal para que mi hijo naciera, en mitad de la muchedumbre de médicos y ayudantes que miraban atónitos ante, lo que para muchos era, su primer parto sin anestesia visto hasta la fecha.

Mi hijo en mis brazos, y el amor rebosando por mis venas. Ya no había dolor, el dolor lo hacía ya lejano, había logrado lo que para mí era un sueño y me sentía viva, fuerte y valiente como nunca antes.

Gracias a la vida, por haberme regalado un parto tan salvajemente mágico, gracias a mi hijo, por su risa y amor infinitos.

 

Mamaventura

 

Ayúdame a crecer:
error

Poema a mis hijos – Amad a la vida

Levanto mi papel en blanco, ¡qué digo en blanco!

Hay tachaduras, lágrimas y tinta rota por todos lados.

Cómo enseñaros que el dolor, forma parte de la vida,

y cómo contaros, que al mismo tiempo, podéis remitir vuestro dolor susurrándoos una palabra amable a vosotros mismos.

Me pedís que os explique la vida y siento tanto miedo,

miedo a engañaros, miedo a no saber explicaros, lo que yo misma aún no entendí.

La vida…

Podría deciros que la vida son vuestros ojos, vuestro “mamá” a horas y a deshoras.

La vida que cae en mí derramada cuando me regaláis un “te quiero”.

Un te quiero que me roba el alma y me la devuelve curada.

La vida son vuestros besos, vuestras lágrimas saladas, vuestra locura que danza al ritmo de una sonata ancestral. La vida son vuestras caricias, vuestras manos y vuestro canto, vuestro llanto desesperado y vuestra risa.

La vida saluda cada mañana con vuestro despertar. La vida rebosa por vuestro pelo y por vuestras uñas. Estáis repletos de ella.

Amad a la vida, mis hijos, amad a la vida.

 

Mamaventura

 

 

 

 

Ayúdame a crecer:
error

NeoMachismo | Seguimos Cayendo en la Trampa

Quería crear esta entrada para desahogar mi espíritu, mi alma de mujer, de humana, de parte divina del Universo.

Llevo años “apartada” de lo que llaman Sociedad, percibía y sigo percibiendo, pese a mi “ansiado retiro”, la lucha constante entre iguales, ese anzuelo en el que, estúpidamente, caemos una y otra vez, ese yo contra ti, ese blanco y negro, arriba y abajo, hombre y mujer. ¿Por qué somos tan estúpidos?

No me considero machista, no me considero feminista. El ser humano ha caído en la trampa de la lucha entre semejantes, hombres y mujeres, con la pantomima de los “derechos”, y lanzándonos a un imparable autoengaño, mientras ejercemos nuestro papel de bufón y los que esclavizan al ser humano nos aplauden, por lo bien que llevamos a cabo sus planes.

Primero nos cuentan la gran mentira del dinero, después aceptamos que los hombres se alejen de su familia por “necesidad” y ahora, la mujer pide igualdad y lucha por “alejarse de su familia” y ser igual al hombre en cuanto a derechos laborales y muchas otras cuestiones más. Joder, habría que explicar tantas cosas para entender qué quieren hacer con el Ser Humano

Entiendo que haya familias que necesiten o creen que necesitan trabajar para vivir, pero ¡ojo!, esto es así porque nos han hecho creer que es así, la gran mentira del dinero y de la igualdad entre hombre y mujeres hace que nos llevemos toda una vida sin escuchar lo que realmente vinimos a hacer a este mundo.

No es natural tener hijos para no poder estar con ellos todo el tiempo del mundo, verlos crecer, educarlos, criarlos…no es natural que sean los abuelos los que tengan que ejercer el papel de padres, no es natural que la mujer no pueda dar el pecho a sus hijos por otras obligaciones. No nos engañemos, no es natural.

Hemos aceptado que el dinero es escaso, hemos aceptado que para conseguir dinero hay que trabajar duro, estar alejados de la familia, y para colmo, después de aceptar todo eso, nos venden la idea de feminismo, y ¡Ala! ahí estamos nosotras, pidiendo igualdad y queriendo salir a trabajar para sentirnos realizadas.

Ser madre, madre loba, madre empoderada de instinto maternal y divinidad, es totalmente incompatible con el mundo laboral que nos han puesto en bandeja, si no, que se lo pregunten a nuestros hijos, ellos que no entienden de revoluciones sociales y que son más justos que nadie, en cuanto a igualdad se trata.

Pero además tengo a mi hombre a mi lado, que tampoco se aleja de su familia, porque no muerde el anzuelo tampoco.

“La Igualdad”, menudo invento. Al parecer han etiquetado de “Neomachismo” a ciertas posturas que defienden el papel de la madre como mujer que no trabaja y cría a sus hijos exclusivamente, alegando que son nuevas tácticas machistas para encarcelar a la mujer en la desigualdad. Joder, seguimos sin entender nada. Divide y vencerás ¿No?.

Cada uno de nosotros, decide o debería saber decidir qué quiere hacer con su vida, pero si una mujer y un hombre deciden ser padres, por favor, entended que nos han engañado como Seres Humanos, entended que hay energías sutiles que se alimentan de nosotros, entended el gran engaño al rebaño, y abrid los ojos, nuestros hijos nos necesitan cerca, siempre.

Aquellos que defienden la igualdad de la mujer en el mundo laboral, luchan creyendo que hacen algo bello y bueno para la Humanidad, pero, yo no caigo en la trampa, lo siento.

Yo quiero explicarle a mis hijos la verdad, que el dinero es abundante, no escaso como nos han hecho creer; quiero explicarles la Alquimia del Ser Humano, quiero darles teta siempre, y criarlos yo y mi hombre, juntos. Quiero que sepan que el hombre y la mujer cayeron en la trampa, en la trampa de querer ser iguales, de querer ser distintos

Ayúdame a crecer:
error

1 2 3

error: Contenido Protegido.