Archive of ‘Crianza’ category

Libros Educar con Amor

Libros Educar con Amor | Listado Completo

Libros Educar con Amor | Introducción

Cuando queremos y nos proponemos “Educar con Amor“, necesitamos herramientas amigas que nos acompañen en esa sabia y preciosa elección de crianza. No es fácil, cuidado, de hecho es algo sumamente complicado, porque nuestros hijos a veces nos ponen a prueba de bomba, y actuar siempre desde una actitud amorosa hacia ellos y lo que les sucede es una tarea ardua. Los Libros que nos enseñan o nos encaminan a Educar con Amor, nos sirven de gran ayuda, ya que, podemos quedarnos con lo que a nosotros mismos nos sirva, podemos probar y conocer nuevas formas de actuar en la educación y crianza de nuestros niños, y podemos conocer herramientas en profundidad para educar con amor a nuestros hijos.

No debemos olvidar que los libros para educar con amor más importantes, siempre serán los que nosotros mismos escribamos, con nuestros comportamientos, nuestras ganas de ser mejores, nuestro compromiso y nuestro amor, no solo hacia nuestros hijos, sino hacia nosotros mismos.

Dicho esto, desde mamaventura os presento un listado de libros para conseguir educar con Amor a nuestros hijos:

Libros Educar con Amor Listado

La Maternidad y el encuentro con la Propia Sombra

(Laura Gutman) Referente obligado para madres, padres, terapeutas y profesionales de la salud, La maternidad y el encuentro con la propia sombra apela a la madurez emocional de las madres para que asuman la valentía de entrar en contacto con los conflictos emocionales que se manifiestan a partir de la llegada de los hijos. Con un planteamiento novedoso, Laura Gutman enfrenta los mitos y prejuicios relativos a la maternidad, la crianza de los niños y los obstáculos que aparecen a lo largo del camino para garantizar el bienestar del niño. Una exploración necesaria y un encuentro íntimo y sincero para afrontar con mayor conocimiento de sí misma esta etapa tan trascendental en la vida de cualquier mujer.

El gran clásico de Laura Gutman en una nueva edición revisada, actualizada y ampliada, un libro revolucionario que ofrece una mirada novedosa a los conflictos emocionales que supone la maternidad en todas sus facetas, desde una nueva perspectiva, y que se ha convertido en un éxito de ventas en todo el mundo.


Bésame Mucho

(Carlos González) Bésame mucho es un libro escrito en defensa de los niños y de los padres, de todos cuantos desean educar a sus hijos como se hacía antes, con amor, tomándolos en los brazos, acariciándolos, durmiendo con ellos cuando están desconsolados…

Este libro nos enseña a respetar a nuestro hijo como ser humano, a no dejarlo llorar, a arrullarlo, amarlo y besarlo. El autor demuestra, a partir de rigurosos estudios y su propia experiencia profesional, que esa es
la mejor manera de conseguir que crezcan sanos y felices.


Educar Sin Gritar

(Guillermo Ballenato) ¿Gritas a tu hijo con frecuencia o por cualquier motivo? ¿Crees que de este modo puedes imponer tu autoridad y hacer valer tu criterio? ¿Tenéis a menudo discusiones subidas de tono? ¿Te sientes luego culpable de haber perdido el control? Las principales estrategias propuestas en estas páginas animan a construir una educación más positiva a partir de cinco pilares básicos:

• El afecto y el reconocimiento.
• El diálogo, la escucha y la comprensión.
• La autoridad, aplicada desde la competencia y la ecuanimidad.
• La coherencia y el sentido común.
• El respeto y los valores humanos.

El autor nos enseña a prevenir y gestionar los conflictos, mejorar el diálogo, actuar ante las mentiras, transmitir valores y reforzar las conductas de nuestros hijos.


Educar Sin Ira: Un Manual de Autocontrol para Padres e Hijos de todas las Edades

(Ángel Peralbo) ¿Te sientes fuera de control cuando discutes con tu hijo?
¿Puede más la irritación que el sentido común si pierdes la paciencia con él?
¿Piensas luego que has llegado demasiado lejos?
Los padres acuden a la consulta del psicólogo cada vez antes porque no pueden ejercer un adecuado control de sus hijos pequeños. En la adolescencia, asimismo, no faltan oportunidades para que se vean desbordados y desesperanzados. A ello se suma su excesivo tiempo dedicado al trabajo, las prisas día tras día, las muchas y variadas tareas a las que atender… que les aboca a menudo a esas reacciones de ira que tan poco contribuyen a la armonía familiar.
En todas las etapas, cuanto más eficaces quieran ser los padres en sus acciones, más necesitarán controlar sus propias emociones. Sobre todo porque los niños, como grandes observadores que son, irán adquiriendo sus mismas tendencias a hacer las cosas deprisa y muchas veces mal, a ser impacientes e intransigentes, y a sentirse agobiados y frustrados por no saber detenerse a tiempo.
Con este práctico manual de autocontrol emocional para padres e hijos el autor de El adolescente indomable nos ofrece numerosas estrategias y técnicas. Como afirma María Jesús Álava en sus páginas, se aprende a trabajar el autocontrol de nuestras emociones negativas, un hecho que nos permitirá favorecer la seguridad, la confianza y el optimismo: tres factores claves que nos ayudarán a desarrollar el equilibrio emocional que los chicos y chicas de hoy tanto necesitan.


La Crianza Feliz: Cómo Cuidar y Entender a tu hijo de 0 a 6 años

(Rosa Jové) Una crianza feliz se puede conseguir. Ésta es la premisa de la que parte la psicóloga Rosa Jové, autora del éxito Dormir sin lágrimas −35.000 ejemplares vendidos−, para ayudar a los padres a cuidar y entender a su hijo desde el nacimiento hasta los 6 años. Una etapa fundamental en la que se forja buena parte de la personalidad de niño y se asientan sus estructuras emocionales. «Solamente el bebé que se sienta satisfecho y atendido eliminará el miedo y el estrés de su vida. Será feliz».
▪ La importancia de los hábitos y rutinas
▪ Los niños que comen poco
▪ Las rabietas y las palabrotas
▪ Adiós al pañal
▪ Los celos entre hermanos
▪ Miedosos y temerosos
Un libro diferente, imprescindible para que en el núcleo familiar se aprenda a desarrollar ese apego saludable que todos los niños necesitan. Porque la vida de tu hijo está en tus manos


Educar con Sensibilidad: De la Infancia a la edad Adulta

(Katharine C. Kersey) Una educación realista exige que admitamos en la práctica que el niño es una persona.

Sólo si le tratamos bajo esta perspectiva, le ayudaremos a madurar y a independizarse. Katharine C. Kersey nos va a hablar de sus propias experiencias.


Porque Te Quiero, Educar con Amor y Mucho Más

(Pilar Guembe MañeruCarlos Goñi Zubieta)Todos los padres quieren a sus hijos, pero no todos saben quererlos. Hay que saber administrar el amor: amar con cabeza, que no significa quererlos menos, sino al contrario, supone un plus afectivo por nuestra parte.

En esta tarea no se puede ir con tiento sino que hay que derrochar cariño por los cuatro costados, pero sin malgastarlo, o lo que es lo mismo, sin gastarlo mal.Malgastar el amor que damos a nuestros hijos significa no invertirlo adecuadamente, canjearlo por un activo atractivo pero ineficaz. Quererlos es fácil, lo hacemos de forma natural, pero lo que ellos necesitan es que se les quiera bien, que se invierta ese capital inmenso en una cuenta a largo plazo que reporte los intereses no en los padres sino en los hijos. El libro de Pilar y Carlos da muchas pistas para afrontar los pequeños retos cotidianos tan decisivos en la educación de los hijos.

Estructurado en cuatro partes (Porque quiero que seas independiente, Porque quiero que seas capaz, Porque quiero que seas tú, Porque quiero que seas feliz), aporta ideas muy prácticas para que los padres no caigamos en errores tan inconscientes como habituales (Situaciones a evitar). Pilar y Carlos (Pamplona, 1963) están casados y son padres de Adrián y Paula. Llevan más de 20 años dedicados a la enseñanza, durante los cuales han acumulado mucha experiencia tanto en el trato con padres como con alumnos. Pilar es pedagoga y trabaja como profesora y orientadora. Carlos es doctor en filosofía y escritor. Juntos imparten conferencias y asesoran en temas educativos.

Escriben artículos en diferentes medios y son autores de No se lo digas a mis padres y No me ralles, donde afrontan los conflictos más comunes entre los adolescentes. En este libro se centran en la etapa más decisiva en la educación de los hijos (desde los 0 a los 12 años). ¿Quieren motivar a los padres a educar con amor y mucho más?


 

 

 

Ayúdame a crecer:
error
peligros-de-la-realidad-virtual-y-aumentada-en-niños

Peligros de la Realidad Aumentada en niños

Quiero hablaros de los peligros de la realidad aumentada en niños, porque me temo, que se acercan tiempos virtuales y los más pequeños, nuestros niños, serán carne de cañón para las élites esclavistas.

En casa, como ya sabéis, somos “semialérgicos” a la tecnología, y digo “semi” porque intentamos ver lo bueno y lo malo de ella, buscando un equilibrio que nos lleve a poder beneficiarnos de ella, pero ojo, ¡sin ceder nuestro potencial como ser humanos! y es que, según mi personal punto de vista, cuando cedemos nuestra atención y emoción a medios meramente tecnológicos, corremos el riesgo de perdernos por el camino.

Peligros de la realidad aumentada en niños

peligros-de-la-realidad-virtual-y-aumentada-en-niñosCualquiera que tenga hijos pequeños, sabe que tienen cierta tendencia a la tecnología audiovisual, esto es normal. Las estimulaciones audiovisuales tan desmesuradas provocan en el niño una curiosidad y adicción sin pretextos, somos los padres o tutores los que debemos conocer sus peligros, para así, proteger al niño de sus efectos en edades tempranas, y que de adulto, haga lo que le dé la gana.

Centrémonos en las gafas de realidad aumentada, un producto que está en auge y del que la mayoría de nuestros niños serán testigos muy pronto.

Peligros de la Realidad Aumentada en niños | Gafas de Realidad Aumentada

A nivel físico, los peligros y síntomas más comunes son los siguientes:

  1. Mareo
  2. Vértigo
  3. Efectos secundarios perceptivos
  4. Náuseas
  5. Deficiencias visuales
  6. Entumecimiento sensorial
  7. Contracciones oculares
  8. Contracciones musculares
  9. Pérdida de consciencia
  10. Desorientación
  11. Dolor de cuello
  12. Calambres y movimientos involuntarios

En “teoría”, la mayoría de los dispositivos de realidad aumentada no se recomiendan en absoluto en niños menores de 14 años. Digo en “teoría” porque, la realidad después es muy diferente, y vemos como menores de 14 años, tienen acceso a material y productos nada recomendables para ellos. En relación a esto último, la decisión responsable y el control parental es imprescindible.

Hay algunas empresas que se limitan a indicar, que en niños menores de 14 años, es aconsejable el uso por poco tiempo. ¡Qué listos!

Estos son los peligros de la realidad aumentada en niños a corto plazo, a largo plazo no he encontrado advertencias en ninguno de los libros de instrucciones que encontré por internet. ¡Cuidado! Evidentemente las gafas de realidad aumentada y virtual (son parecidas pero no son la misma cosa) son aparatos tremendamente jóvenes en el mercado.

¿Vamos a dejar que nuestros niños sean las cobayas de los efectos secundarios de dicha tecnología a largo plazo?

Los peligros de la realidad aumentada y virtual para niños a largo plazo pueden ser nefastos, creándoles daños mentales y emocionales sin precedentes.

Lo que más me jode preocupa de todo esto, es que la mayoría de medios de comunicación y Empresas Potenciales te venden este tipo de tecnología como si fuese “la hostia”, te venden los dispositivos de realidad aumentada y virtual como algo maravilloso y fascinante para los seres humanos.

Sin ir más lejos, Fundación Telefónica redactó un documento sobre la Realidad Aumentada en el que podemos encontrar entre sus páginas, multitud de afirmaciones acerca de los beneficios de la realidad aumentada en la educación de los niños. Encontramos también las siguientes declaraciones de un tal José Juan Toharia:

Influyen también mucho las leyendas urbanas. Por ejemplo, se dijo que las antenas de telefonía móvil producían cáncer y se ha demostrado que no. Los ordenadores aíslan a los niños y estudios recientes demuestran lo contrario, pero hay gente que lo sigue pensando.

Señor José Juan Toharia, debería usted saber que sus palabras esconden más engaño que el que podemos encontrar en una leyenda urbana. Debería usted saber que hay estudios creados a la medida de aquello que quieren contarnos, de aquello con lo que quieren engañarnos. Supongo que “hay estudios” que “han demostrado” que si comunicas una información indicando que la avalan “estudios” “demostrados”, la gente se los cree porque sí.

Pero señor José Juan Toharia, no es que haya gente que siga pensando que los ordenadores aíslan a los niños, es que hay gente que sigue pensando, sin más, por ello, señor José Juan Toharia, debería saber que hay gente a la que no puede engañar.

Os invito a ojear el documento para que observéis con qué alabancia presentan la tecnología de realidad aumentada para niños.

Me hace gracia, y al mismo tiempo, me da mucha pena, que vendan tecnologías de este tipo como un avance en la educación y en la Humanidad en general, pese a que se pueda utilizar algún tipo de tecnología aumentada para el aprendizaje de los niños, la realidad es que el mayor aprendizaje lo da la vida, la naturaleza en todas sus formas, siéndola y observándola de primera mano, con nuestro cuerpo y espíritu conscientes en el presente; si normalizamos este tipo de tecnología en el aprendizaje, poco a poco, nuestra alma se encarcela, y buscamos un mundo virtual que nos dé lo que creemos, o nos han hecho creer, que necesitamos.

Me viene al pelo este “pedazo” de vida, extraído de la Novela Rayuela, de Julio Cortázar, con él, cierro el post “Los peligros de la Realidad Aumentada en niños”. Espero os haya gustado.

 

Digamos que el mundo es una figura, hay que leerla. Por leerla entendamos generarla. ¿A quién le importa un diccionario por el diccionario mismo? Si de delicadas alquimias, ósmosis y mezclas de simples surge por fin Beatriz a orillas del río, ¿cómo no sospechar maravilladamente lo que a su vez podría nacer de ella? Que inútil tarea la del hombre, peluquero de sí mismo, repitiendo hasta la náusea el recorte quincenal, tendiendo la misma mesa, rehaciendo la misma cosa, comprando el mismo diario, aplicando los mismos principios a las mismas coyunturas. Puede ser que haya un reino milenario, pero si alguna vez llegamos a él, si somos él, ya no se llamara así. Hasta no quitarle al tiempo su látigo de historia, hasta no acabar con la hinchazón de tantos hasta, seguiremos tomando la belleza por un fin, la paz por un desideratum, siempre de este lado de la puerta donde en realidad no siempre se está mal, donde mucha gente encuentra una vida satisfactoria, perfumes agradables, buenos sueldos, literatura de alta calidad, sonido estereofónico, y por qué entonces inquietarse si probablemente el mundo es finito, la historia se acerca al punto óptimo, la raza humana sale de la edad media pare ingresar en la era cibernética. Tout va très bien, madame la Marquise, tout va très bien, tout va très bien.
Por lo demás hay que ser imbécil, hay que ser poeta, hay que estar en la luna de Valencia para perder más de cinco minutos con estas nostalgias perfectamente liquidables a corto plazo. Cada reunión de gerentes internacionales, de hombres-de-ciencia, cada nuevo satélite artificial, hormona o reactor atómico aplastan un poco más estas falaces esperanzas. El reino será de material plástico, es un hecho. Y no que el mundo haya de convertirse en una pesadilla orwelliana o huxleyana; será mucho peor, sera un mundo delicioso, a la medida de sus habitantes, sin ningún mosquito, sin ningún analfabeto, con gallinas de enorme tamaño y probablemente dieciocho patas, exquisitas todas ellas, con cuartos de baño telecomandados, agua de distintos colores según el día de la semana, una delicada atención del servicio nacional de higiene, con televisión en cada cuarto, por ejemplo grandes paisajes tropicales pare los habitantes del Reijavik, vistas de igloos pare los de La Habana, compensaciones sutiles que conformaran sodas las rebeldías, etcétera.
Es decir un mundo satisfactorio para gentes razonables.
¿Y quedará en él alguien, uno solo, que no sea razonable?
En algún rincón, un vestigio del reino olvidado. En alguna muerte violenta, el castigo por haberse acordado del reino. En alguna risa, en alguna lágrima, la sobrevivencia del reino. En el fondo no parece que el hombre acabe por matar al hombre. Se le va a escapar, le va a agarrar el timón de la maquina electrónica, del cohete sideral, le va a hacer una zancadilla y después que le echen un galgo. Se puede matar todo menos la nostalgia del reino, la llevamos en el color de los ojos, en cada amor, en todo lo que profundamente atormenta y desata y engaña. Wishful thinking, quizá; pero esa es otra definición posible del bípedo implume.
Capítulo 71
Julio Cortázar

 

 

También podría interesarte los Peligros de Peppa Pig para los niños
Ayúdame a crecer:
error

Recetas fáciles para hacer con niños

Hola a tod@s. Hoy en “Recetas fáciles para hacer con niños” os cuento por qué es tan importante iniciar a los pequeños en el arte de la cocina y comparto algunas Recetas fáciles para hacer con niños, para que las podáis poner en práctica con vuestros pequeños.

Recetas fáciles para hacer con niños: ¿Por qué son importantes?

Los niños aprenden de cada oportunidad que se les brinda. Cuando les permitimos cocinar en casa, les damos acceso a un aprendizaje muy profundo:

  1. Aprenden a desarrollar habilidad con sus manos.
  2. Aprenden a ser pacientes.
  3. Aprender a desarrollar su creatividad.
  4. Aprenden a ser autosuficientes.
  5. Aprenden a ser responsables.
  6. Aprenden a sentirse útiles.
  7. Y un largo etcétera que, definitivamente, hace que la suciedad y el “pringoteo”  implícitos en la pareja niñ@-cocina, merezcan la pena y la risa.

Evidentemente, empezaremos con recetas fáciles para hacer con niños, fáciles y seguras, en las que el niño puedo participar activamente sin que corra el riesgo de quemarse, de cortarse, etcétera.

Trucos para conseguir que tu hij@ se lance con ilusión a elaborar recetas fáciles para niños

Los niños suelen hacer con ilusión cualquier cosa que les guste, normalmente hacer recetas fáciles, sencillas y que además estén ricas les hará mucha mucha ilusión. Puedes ademas:

  1. Ritualizar un poco la experiencia de hacer recetas: Poniendo un gorrito de cocina, un delantal, etcétera.
  2. Brindarle la opción de varias recetas fáciles para hacer con niños y que sea el niñ@ quién decida qué cocinar.
  3. No reñirle ni enfadarse si ensucia (evidentemente), no buscamos una rabieta, sino un aprendizaje profundo en el niño. Podemos animarle a que recoja y limpie lo ensuciado con cariño y respeto, mostrándole tu apoyo y ayuda.

Recetas fáciles para hacer con niños

Y aquí os propongo varias recetas fáciles para hacer con niños que seguro les encantarán. Podéis inventar también alguna receta, os doy solo algunas ideas.

(en edición)

Si lo que queremos es cocinar nosotros para nuestros pequeños, os aconsejo que visitéis la web de pequerecetas, tienen muchas recetas para niños interesantes.

Ayúdame a crecer:
error

Niños que golpean aunque se les trate bien

Ufffff!!!! Menudo tema, mientras aprendo y no aprendo a gestionar mis emociones como madre, si hay algo que me saque de mis casillas, es ver como Hada se muestra violenta con Risueña (no pasa siempre, pero sí demasiadas veces algunos días).

¿Por qué hay niños que golpean aunque se les trate bien? Es decir, ¿Por qué? ¿De dónde lo aprenden? En mi caso, mis hijos no están expuestos a violencia televisiva porque, como ya os he comentado en alguna ocasión, en casa apostamos por el contenido consciente. Evidentemente tampoco usamos la violencia física, no damos los llamados “cates” porque nos parece una falta de respeto abismal hacia nuestros pequeños. ¿Entonces? ¿Qué mierda pasa?

Me lleno de frustración cuando entre tanta crianza amorosa aparece Risueña llorando porque Hada no la respeta. Hoy sin ir más lejos, le ha dado una hostia porque sí, sin venir a cuento, al menos, sin venir a cuento mío, porque evidentemente a Hada le sucede algo, pero ¿El qué?

Me declino por:

  • Celos: No me gusta nada etiquetar, pero cuando hablamos de emociones y sentimientos, evidentemente tenemos que nombrar las cosas según qué comportamientos observamos, tenemos que “etiquetar” las emociones para saber a qué nos enfrentamos y ponerle nombre a “eso” que nos pasa.

Cuando Risueña nació, todo el mundo me decía:

Uyyyy!!! Qué de celos va a coger la mayor de su hermana…

A mí me sentaba como una patada en el coño estómago, – ¿Celos por qué?, van a ser hermanas con solo un año y 5 meses de diferencia de edad, nosotros como padres no vamos a dejarla de lado, vamos a hacerla sentir importante también, vamos a permitir que participe en lo relacionado con su pequeña hermana si eso es lo que desea, y si quiere sentirse o necesita sentirse “pequeña”, la entenderemos y la ayudaremos a que no se sienta mal, porque ella, también es y seguirá siendo nuestra pequeña.

¿Qué pasa? ¿Que acaso tengo que agachar la cabeza ahora, que acaso no existen hermanos mayores sin celos? Me niego a aceptarlo. Creo que tenía que pasar por esta situación, creo que depende muy mucho de la personalidad intrínseca de cada niño (modificable) y creo también que ha sido una gran hostia de la vida, a modo de aprendizaje. A día de hoy, sinceramente, no sé diferenciar si lo que siente Hada cuando no respeta a su hermana, son o no celos.

  • El ser humano es violento en determinadas circunstancias: Ya está, no hay más trampa ni cartón. Como especie animal que somos, actuamos frente a ciertos estímulos con violencia. Quizá Hada se sienta mal por algo importante para ella, quizá sienta frustración y la única herramienta que por ahora cree poseer sea la violencia, quizá así segrega alguna hormona o desfoga alguna energía, quizá quiere nuestra atención y tiene que aprender a que la atención no se debe buscar con violencia. Quizás, quizás, quizás ♪♪♪

 

  • Quizá lo que para mí como madre no sea violencia, para ella como hija sí lo sea: Por ejemplo: Quizá para ella sea violento que a Duendecillo le de teta y a ella no (no porque yo se la niegue, sino porque se destetó hace algún tiempo después de una preciosa lactancia a demanda), pero quizá ella quiere algo que yo no le doy, y eso para ella resulta violento, de modo que actúa con violencia (en este caso violencia física) hacia su hermana.

 

  • Forma parte de las consecuencias de una rabieta.

Seguiré aprendiendo e intentando dilucidar a qué se debe la violencia en niños a los que se les trata bien, aunque ya digo que es todo muy relativo, porque lo que para mí es lo correcto, quizá para Hada no lo sea.

Mientras tanto, si alguien quiere contarme su experiencia, estaré muy agradecida, y me despido, recordándoos y recordándome a mí misma, la relectura o lectura (si no lo conocéis), del libro “La Maternidad y el encuentro con la propia sombra“, de Laura Gutman.

NOTA IMPORTANTE: Hada tiene muchísimas facetas positivas, es amorosa, tierna y cuida con mucho mimo a su hermana. Quiero hacer hincapié en esto para que no entiendan que la violencia y faltas de respeto hacia su hermana son su única forma de expresión hacia ella.

 

Ayúdame a crecer:
error

Las jodidas temidas Rabietas de nuestros monstruitos hijos

Rabietas en niños

¡Hola! Soy mamá ventura y hoy voy a hablaros de las rabietas en niños. Mi hija mayor, Hada, tiene 3 años y Risueña, tiene 2. Ambas, están en el fango de las rabietas (de las de Duendecillo aún nos libramos), aunque por personalidad y gestión emocional, Hada siempre ha sido muuucho más propensa a ellas. Os quiero contar un poco mi experiencia, lo que he probado, lo que sigo probando, los resultados obtenidos, etcétera. Espero poder ayudaros de algún modo. ¡Al lío!

Invitación al autoconocimiento

Antes de entrar a presentar las rabietas como lo que creemos que son y por qué se generan en este mundo de locos y cuerdos, me gustaría hacer un inciso. ¿Qué nos brindan las rabietas de nuestros hijos a nosotros como padres?

Joder, RABIA!!, desesperación, impotencia, inseguridad…¡Algo debo estar haciendo mal! ¡Sacadme de aquí! ¡Voy a volverme loc@!

¿Cómo queremos enseñar a un niño a– o peor aún- cómo damos por hecho que deberían saber actuar de otra forma ante ciertas frustraciones, si nosotros mismos, en nuestro papel de adultos, no tenemos ni puta idea de cómo actuar? Me refiero a actuar con paciencia, sin gritos, con amor y compresión hacia la vida y sus formas siempre, siendo cómplices y comprensivos con lo ajeno, etcétera.

El niño, nos brinda la oportunidad de mirarnos a un espejo, de comprender de un modo profundo por qué, al igual que tú no sabes, él tampoco. El niño y su rabieta son una gran oportunidad que nos brinda la vida para volvernos más sabios en nuestro propio autoconocimiento.

De modo que, antes de enseñar a nuestros propios hijos a gestionar sus emociones y frustraciones, debemos enseñar a nuestro propio niño interior, así, y solo así, mostraremos a nuestros hijos que se puede y, se debe (por nuestro propio bienestar y el de los demás), actuar de otra forma, emocionalmente más “sana”.

¿Qué es una rabieta y por qué se genera?

La rabieta es un estado emocional de gran enfado que provoca, entre otros, gritos, llantos e irritación. La rabieta puede estar causada por miles de “pequeños” y no tan “pequeños” detalles que afectan a nuestros hijos, desde no querer cepillarse los dientes hasta querer un juguete que está usando otro niño, pasando por todo un abanico de situaciones que generan en el niño malestar y frustración intensivamente.

Os diré los únicos mensajes que, para mí, se esconden tras el oscuro velo de una rabieta.

Quiero algo y creo que no puedo conseguirlo.

o bien…

Creo que necesito algo que no necesito.

De este modo, la rabieta se genera como respuesta a algo que el niño cree no poder conseguir, sea un juguete, una muestra de cariño de los padres o simplemente salirse con la suya. Ante la falta de herramientas más útiles en la forma de expresar de lo que desea o cree desear, la rabieta es el modo que encuentra más oportuno e instintivo de hacernos llegar su mensaje.

¿Cómo detener las rabietas en niños?

Sea cual se el motivo de la rabieta de nuestros hijos, según mi experiencia, lo que me suele servir es la distracción y la empatía. Me explico:

Poder de Distracción

Imaginaos a un niño en plena rabieta, ponernos a gritar o a intentar explicarles algo en ese momento no suele servir de mucha ayuda, al menos a mí no me ha servido, sin embargo, podemos intentar distraerlos. En casa, yo y mi hombre lo hacemos en plan exagerao´ , a lo bestia. Por ejemplo, para poneros en situación:

Empieza una rabieta de Hada porque quiere agua y cuando el padre le acerca el vaso la lía tremendísima porque el vaso es de pasta, y ella lo quiere de cristal (un caso real de rabieta de mi hija); probamos con un “¡Ooossstiaaa mira la araña gigante que hay en el techo!”. De repente nuestra hija deja de liarla parda y suelta un tímido “¿Dónde, yo quiero verla?”. Que conste que no me gusta mentir a mis hijos, pero en ese momento, se consigue salvar al niño del estado de ira y frustración. Luego, calmadamente, podemos explicarle desde el cariño por qué no es conveniente para ella y para los demás ponerse así por el material del vaso donde se le ofrece agua, y le podemos brindar otras herramientas para que pueda expresar positivamente lo que ella quiere.

Poder de Empatía

En el caso de la empatía, basta con ponernos a su altura, agacharnos y ofrecerles un abrazo, suele funcionar y al cabo de unos segundos se calman. Tan sólo necesitan sentirse comprendidos a veces, y mostrándote empático logras conectar con tus hijos y sacarlos del estado “rabioso” en el que se encuentran. Una vez más, con el ambiente apaciguado, volvemos a explicar y a ofrecer herramientas, escuchando sus sentimientos y dándole importancia a lo que ellos sienten.

Juego de Variopintos Personajes

Esto me hace mucha gracia, nosotros en casa jugamos a “los personajes”. Esto es que inventamos e imitamos personajes creados por nuestra imaginación (la de mi hombre y mía), de modo que cada uno de ellos tiene su propia personalidad y trato con cada una de nuestras hijas (de nuevo excluyo a Duendecillo porque aún es pequeño para esto). A saber:

  • Mamá Ogro: Mamá un tanto grosera, que grita y se muestra histérica.
  • Papá Ogro: La versión “mamá ogro” en papá.
  • Bebé Travieso: Un bebé que se enfada, coge rabietas y se muestra violento (o como decimos en casa: Chungo Tela).
  • Bebé Tranquilo: Un bebé mimoso al que le gustan que lo duerman, le cuenten cuentos, lo cuiden, etcétera.
  • Carter: Un niño que le quita los juguetes a los demás (todo es suyo).
  • Callúa: Una niña amorosa y tranquila, siempre en paz y armonía.
  • Doctor Joseph: Es un dentista muy simpático y tierno que limpia los dientes a nuestras hijas y se los deja, según él, brillantes como estrellitas.
  • La Toti: ¿Conocéis el chiste de la mujer a la que echaron de la fábrica de mierda por golosa? ¡Pues esa es la Toti! Una personajilla muy simpática que come mocos, se mea por todos los rincones y disfruta comiendo cualquier cosa que encuentre por el suelo.
  • Lo que surja.

Cada personaje tiene su peculiar forma de hablar y de comportarse. A nuestras hijas les encanta, y nosotros nos divertimos igual o más que ellas. Este juego puede ser considerado igualmente una distracción, no sólo los utilizamos en procesos de rabietas, también jugamos cuando todos estamos de buen rollo para echarnos unas risas. Lo bueno del juego es que en mitad de una rabieta, viene un personaje, y mis hijas cambian el chic, dependiendo del personaje, huyen corriendo a esconderse entre risas, se muestran serias y le cuentan al personaje lo que les ha enfadado tanto con un tono tranquilo y sosegado, etcétera.

Este juego lo aconsejo muchísimo porque a nosotros en casa nos sirve mucho, claro que a veces, ellas juegan en nuestra “contra” y cuando hacen algo que no nos gusta nos sueltan un – “No he sido yo, ha sido Carter” – que te quedas boquiabierto y no te queda otra que reírte.

En definitiva, invito a todos los padres y madres a que vean la rabieta como un aprendizaje y oportunidad de crecer, tanto para nuestros hijos como para nosotros mismos; al fin y al cabo, amamos a nuestros hijos y ellos nos aman a nosotros por encima de todo, enfrentar las rabietas desde la empatía y el amor, nos hará más felices y cómplices a todos.

 

 

Ayúdame a crecer:
error

Los peligros de Peppa Pig para los niños

Hola a tod@s, hoy, me gustaría hablaros de los peligros de Peppa Pig para los niños, desde mi personal punto de vista, como madre que analiza muy mucho el contenido al que tienen acceso mis hijos, en edades tan tempranas de su desarrollo mental y emocional. ¡Vamos allá!

En nuestra casa, somos totalmente contrarios a la distracción televisiva, no tenemos conectada la antena de la teleel-peligro-de-que-tus-hijos-vean-la-famosa-serie-animada-peppa-pigvisión, y únicamente utilizamos este dispositivo para escuchar música, ver vídeos de internet que consideremos interesantes y muy muy pocas veces para poner de 15 a 20 minutos dibujos animados para nuestras hijas, digo hijas, porque Duendecillo aún tiene 6 meses, por lo que son Hada y Riuseña las que ven algún que otro dibujito de vez en cuando. Sí, sé que podemos parecer bichos raros, pero para nosotros, tiene nuestra razón de ser.

Antes de comenzar a mostrarles este tipo de contenido a nuestras pequeñas, buscamos por internet una lista de dibujos animados sin violencia y aptos para ellas, según nuestro punto de vista acerca de la vida y conociendo la gran conspiración que hay detrás de la pantalla en relación con el contenido que se ofrece en ella para los más pequeños.

Encontramos una web que nos pareció interesante, la cual recomendaba Saari, Gazoon y Peppa Pig entre otros. Mi marido y yo hacía tiempo que no veíamos este tipo de programas infantiles y no conocíamos el contenido de los mismos, así que nos dispusimos a visualizar algunas de estas series animadas antes de exponerlas frente a nuestras hijas.

En principio, y teniendo en cuenta el poco tiempo que nuestras hijas estaban frente a la televisión, nos gustó bastante Saari, una serie animada sin ningún tipo de violencia, con mucho gusto musical, escenas coloridas cuidadas al mínimo detalle y lo más importante, sin palabras, siendo esto último algo que empezamos a ver como indispensable, ya que las palabras y conversaciones que se escuchan en muchos de los dibujos animados, programan la mente de nuestros hijos, en la mayoría de los casos, para mal.

Un día pusimos a nuestra hija mayor, que por aquel entonces tendría entorno a los dos años, un capítulo de Peppa Pig, Peppa Pig nos pareció en primera instancia unos dibujos animados tranquilos, sin contenido violento y bastante aceptable para que nuestras hijas pudieran verlo en determinadas ocasiones. Para nuestra sorpresa, a nuestra hija le encantó el personaje de Peppa Pig y solicitaba verse algún capítulo de vez en cuando.

El problema vino cuando conforme fuimos viendo y escuchando más capítulos de este personaje llamado Peppa Pig, nos fuimos encontrando que en numerosos episodios existían comportamientos pedantes, egoístas, sexistas y con una sutil y camuflada violencia protagonizada por una Peppa Pig con dotes de superioridad y déspota, que nada le importa los sentimientos de nadie, llegando a protagonizar momentos de auténtica maldad hacia miembros de su propia familia, todo ello, bajo una risa insoportable y pretenciosa.

Un ejemplo de ellos es el capítulo “La prima Cloe”, donde encontramos a una Peppa desconsiderada con su hermano pequeño, una Peppa para la que el objetivo único del juego es ganar a toda costa, con una actitud constante de rechazo y separación emocional ridiculizando a su hermano por cuestiones tan banales como la diferencia de edad. Además, vemos como para “quedar bien” ante su prima mayor, Peppa se niega a sí misma aludiendo a su hermano todo hecho que crea que puede parecer infantil a los ojos de su prima. Encontramos a una Peppa que pone caras tristes constantemente cuando “pierde” a los juegos, centrándose así la serie en el juego, no como algo divertido para la cerdita, sino como algo de lo que solo y únicamente busca la sensación de superioridad frente a los demás, sintiéndose frustrada cuando esto no sucede. Al final de este capítulo vemos como los padres de Peppa y George “equilibran” un poco la situación jugando a saltar en los charcos, juego que Peppa y su prima, consideraban en primera instancia como un juego solo para niños pequeños, y las cuales, al ver a las figuras adultas de Papá y Mamá Pig jugando se lanzan a saltar al barro; pero ¡cuidado!, los adultos en ningún momento corrigen la actitud de Peppa ni intervienen con palabras para dar un mensaje de valores a su repelente hija; es más, aunque lo hiciesen, nuestros hijos tenderían casi siempre a normalizar e imitar el comportamiento de Peppa, la cerdita que programa las mentes hacia lo inmoral y que enseña a los niños a ser totalmente contrarios a los valores humanos, de una manera, aplastante.

En la serie es normal encontrarse frases emitidas por Peppa tales como: ¡Soy la mejor!, ¿Quién te cae mejor?, ¡Siempre gano!, y perlas por el estilo, además de comportamientos denigrantes de Peppa hacia el prójimo, dándole exagerada importancia a diferencias de edad y sexo en su relación con los demás niños. Cabe destacar la respuesta positiva de los personajes de la serie, en especial, de Peppa Pig, a comportamientos negativos de la niña cerdita. En todos los capítulos encontramos sospechosas y exageradas risas semejantes a las famosas “risas enlatadas”, cuya finalidad es hacernos considerar una escena como cómica, condicionando con ello nuestra percepción de la situación presentada. Esta herramienta, programa ferozmente a nuestros hijos, haciéndoles creer que un comportamiento nefasto es bueno y correcto.

En otro de sus capítulos, por ejemplo, después de enterrar el cuerpo de Papá Pig en la arena un día de playa, éste pide muy amablemente un sombrero para proteger su cabeza del sol, y Peppa Pig le contesta: “Sólo si lo pides por favor…”, a esto, el padre, vuelve a pedir añadiendo “por favor”, un sombrero, asintiendo la cerdita esta vez con un: “¡Claro papá!. Con esto, se desvirtúa el uso del “por favor” en los niños, anteponiendo una simple expresión ante una petición que el padre hace de una manera muy amable y cariñosa y condicionando la niña al padre para que así, y solo así, éste reciba lo que pide. Todo esto fuera de lugar, y con ningún fundamento para que los telespectadores saquen de aquí ningún valor acerca del cómo y cuándo usar la expresión: “por favor”.

Demasiadas veces se hace referencia a la competición y a la importancia de ganar siempre, normalizando el enfado si no se gana, sumando la escasa o nula corrección a este comportamiento por parte de los adultos.

Aprovechándose de la vulnerabilidad de los niños a la imitación, ya que es una importante herramienta de aprendizaje que nos ayuda desde pequeños a adquirir numerosas habilidades a partir de nuestros padres adultos, se utilizan los dibujos animados para que el niño se vea tentado a imitar, generalmente al personaje principal de la serie, causando así una programación fatal en nuestros hijos.

Quizá parezca exagerado y demasiado alarmante, pero cuando se trata de emisión de información directa al cerebro frágil y pigss.gif_594723958moldeable de nuestros pequeños, hay que ser exigentes y sospechar de cualquier contenido que no esté en consonancia con una humanidad educada en valores para consigo mismo y el prójimo, ya que, nuestros pequeños son esponjas y cualquier pequeña programación negativa en sus mentes, por pequeña que pueda parecer, genera patrones de conducta y comportamientos que pueden acompañarles el resto de sus vidas, haciendo de ellos peores personas de lo que en realidad serían en su estado más puro.

Buscando datos sobre los daños que Peppa Pig puede causar en los niños, encontré información que relaciona a la serie infantil con contenidos Illuminati y MKUltra. Además podéis encontrar ejemplos de mensajes subliminares en la serie, que sean o no ciertos, no dejan de ser, como mínimo, bastante sospechosos. No es mi idea exponerlos en este post, pero dejo nota por si alguien desea recopilar más información sobre el asunto.

En definitiva, como madre no recomiendo en absoluto Peppa Pig. En caso de que vuestros hijos vean dichos dibujos animados, sugiero que, como padres, contemplen con el corazón en la mano si esta serie conviene o no a vuestros hijos. Curiosamente, y pese a que se han filtrado varios estudios científicos que demuestran que Peppa Pig genera un evidente daño cerebral y conductual en los niños, siguen emitiendo la serie diariamente en Clan TVE, al menos, aquí en España.

No te pierdas mi post “Los peligros de los cuentos y películas infantiles

Para terminar, hago hincapié en que todos aquellos estímulos a los que estén o vayan a ser expuestos los niños, sean medidos con exhaustivo cuidado, siendo preferible una actitud por parte de los padres de desconfianza previa, ya que así maximizaremos nuestras posibilidades de leer entre líneas y podremos salvar a nuestros hijos de una programación indeseada para su correcto desarrollo como seres humanos.

 

Ayúdame a crecer:
error

Quitar ataque de ansiedad rápidamente

Hoy voy a mostrarte varias formas que pueden ayudarte a quitar un ataque de ansiedad rápidamente.

Ayer mismo padecí un ataque de ansiedad, es muy característico en el embarazo y la crianza, y es que, la base de ellos es la inseguridad y el miedo, y ambos, están muy presentes durante los cambios y el estrés a los que estamos expuestas durante el embarazo y los conflictos internos que se producen en la crianza.

Hoy os traigo un resumen de qué son los ataques de ansiedad, cómo reconocerlos y, lo más importante, cómo quitar un ataque de ansiedad rápidamente.

¿Qué es un ataque de ansiedad?

Los ataques de pánico o crisis de ansiedad (también ataques de ansiedad o crisis de pánico) son períodos en los que se padece, de una manera súbita, temporal y aislada, un intenso miedo o temor o malestar intensos, con una duración variable: de minutos a horas.

¿Cómo reconocer un ataque de ansiedad?

Estos son algunos de los síntomas más característicos de un ataque de ansiedad, debes reconocerlos para poder poner en práctica soluciones en cuanto aparezca:

  • Palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca
  • Sudoración
  • Temblores o sacudidas
  • Sensación de ahogo o falta de aliento
  • Sensación de atragantarse
  • Opresión o malestar torácico
  • Náuseas o molestias abdominales
  • Inestabilidad, mareo o desmayo
  • Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (estar separado de uno mismo)
  • Miedo a perder el control o a perder la razón
  • Miedo a morir
  • Parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo) y
  • Escalofríos o sofocaciones

Quitar ataque de ansiedad rápidamente

  1. Piensa en que todo va a pasar, sé consciente de que tu ataque de pánico es una respuesta normal a un estado de miedo e inseguridad, y recuérdate a ti misma que todo va a salir bien y que vas a comenzar a sentirte mejor muy pronto.
  2. Hazte una infusión relajante o prepárate un baño, mientras lo haces, piensa en que tienes control de la situación y en que vas a comenzar a sentirte mejor muy pronto.
  3. Si te ves capaz de caminar, date un paseo, centra tu atención en otra cosa, en algo que te haga sentir bien, siempre siendo consciente de que tu estado va a mejorar muy pronto.
  4. Controla tu respiración, fíjate y recréate en ella. Busca respiraciones conscientes: Consiste en acompañar con la atención la sensación de inhalar y exhalar. Respira, notando como el aire entra y sale de tu cuerpo. Te darás cuenta que no es posible  estar atento a la respiración y a la vez a los pensamientos. Una manera eficaz de llevarlo a cabo, sobre todo al principio cuando tenemos menos práctica es contar 1 cuando inspiras, 2 cuando respiras, así hasta 10 y vuelves al principio. Si te das cuenta que estás dejando llevar por los pensamientos, simplemente sé consciente de ello y vuelve a la respiración.
  5. Sentir el cuerpo interior: siente la vitalidad que hay dentro de tu cuerpo, sin pensarla, sólo sintiendo esa sensación de estar vivo/a. La respiración consciente nos lleva ahí, de manera que dejas de pensar y pasar a sentir.
  6. Poner la atención a los sentidos: mirar a tu alrededor, observando sin poner nombre a las cosas, mira los colores, las texturas, las formas, escucha, huele,…Poner atención a las percepciones es otra forma de parar los pensamientos.
  7. Aceptar totalmente lo que es este momento: aceptar que las cosas son como son, sin resistencias. Puede ser que el miedo te esté acompañando desde hace mucho tiempo y que surja sin pensamientos y luego los genere. Esas viejas emociones se acumulan en el cuerpo, generando sensaciones. Cuando esto suceda simplemente acéptalo, no lo alimentes con pensamientos. Lo que sea que sientas acepta que está ahí.

Vídeo Recomendado para quitar la ansiedad rápidamente

Comparto con ustedes un vídeo del excelente Eckhart Tolle, donde explica de una manera directa y sencilla cómo actuar frente a loa ataques de ansiedad.

 

Lectura Recomendada para tratar el miedo y la ansiedad

Comparto con ustedes un excelente libro para superar el miedo y la ansiedad de un modo profundo y consciente para con nosotros mismos.

El poder del Ahora

Plantas Naturales para quitar ataques de ansiedad y reducir la ansiedad en general

Para terminar, os dejo algunas plantas muy efectivas a la hora de combatir los estados depresivos, el estrés y la ansiedad.

Hipérico

    • Indicaciones. El hipérico es una de las plantas medicinales más utilizadas en el tratamiento natural de la depresión. Son numerosos los estudios clínicos que demuestran su acción antidepresiva y tranquilizante. El hipérico está indicado en ansiedad, depresión, miedo nocturno, crisis de pánico, etc.
    • Precauciones. No debe tomarse junto con fármacos antidepresivos (consultar con especialista). Está contraindicado en embarazo y si se toman alimentos o plantas que contengan tiramina. Puede producir fotosensibilización.
    • Cómo usarlo. Infusión de 5 a 7g. por taza de agua, tres o cuatro veces al día. Si compramos un extracto o tintura comercial, seguir las instrucciones del fabricante. El efecto del hipérico como antidepresivo tarda en hacer efecto unas 3 semanas, por lo que los tratamientos deben ser prolongados.

Amapola

    • Indicaciones. La amapola contiene un tipo de principio activo llamado alcaloides responsables de proporcionarle una acción sedante. Está indicada en caso de ansiedad e insomnio.
    • Precauciones.Puede interactuar con otros medicamentos (consultar con profesional). Está contraindicado en embarazo y lactancia.
    • Cómo usarlo. Infusión dejando macerar 10 minutos, tres veces al día, en tratamientos discontinuos. Si compramos un extracto o tintura comercial, seguir las instrucciones del fabricante.

Angélica

    • Indicaciones. La angélica destaca por sus propiedades sedantes y está indicada en ansiedad, insomnio e inapetencia. 
    • Precauciones.Puede interactuar con otros medicamentos (consultar con profesional). Está contraindicada en embarazo, lactancia y menores de 6 años. Es fotosensibilizante (no exponer la piel al sol durante el tratamiento). La planta seca puede producir dermatitis. Las cumarinas presentes en la angélica tienen un efecto anti-calcio.
    • Cómo usarlo. Infusión de una cucharada pequeña por taza de agua (reposar 5 minutos) y tomar tres veces al día, antes de las comidas. Si compramos un extracto o tintura comercial, seguir las instrucciones del fabricante.

Valeriana

    • Indicaciones. Tiene un efecto espasmolítico, hipotensor y sedante y está indicada en dolores y trastornos relacionados con el sistema nervioso (estrés, migrañas, etc), palpitaciones y desórdenes gástricos de origen nervioso.
    • Precauciones.Puede interactuar con otros medicamentos (consultar con profesional). Está contraindicada en embarazo, lactancia y menores de 3 años.
    • Cómo usarlo. Infusión de la raíz, una cucharadita por taza de agua, dejando macerar 15 minutos. Tres veces al día. Si compramos un extracto o tintura comercial, seguir las instrucciones del fabricante.

Ginseng

    • Indicaciones. El ginseng es un adaptógeno antiestrés  que ejerce un efecto tónico general en el sistema nervioso. Está indicado en ansiedad, estrés, fatiga, inapetencia, tristeza, etc.
    • Precauciones.Puede interactuar con otros medicamentos (consultar con profesional). Puede producir taquicardia e insomnio. Su uso continuado puede provocar un efecto rebote de nerviosismo e hipertensión arterial.
    • Cómo usarlo. Decocción de 1g de raíz por taza de agua, hervir 3 minutos dejar reposar y tomar una taza al día por las mañanas. Si compramos un extracto o tintura comercial, seguir las instrucciones del fabricante.
Ayúdame a crecer:
error

1 2 3

error: Contenido Protegido.