Archive of ‘Crianza’ category

bofetadas a nuestros hijos

¿Por qué golpeáis a vuestros hijos?

bofetadas a nuestros hijos

¿Por qué? ¿Por qué golpeáis a vuestros hijos? Vivimos en una sociedad (y hablo de la española) en la que hace tan solo unas décadas nuestros abuelos fueron criados a base de golpes.

En la misma escuela estaba normalizado que maestros y profesores castigaran físicamente a los niños. Los actuales padres y madres fuimos también generalmente reprendidos por nuestros padres físicamente, y hablo de bofetadas, azotes, correas y babuchas…

A día de hoy nos sorprende que haya adultos capaces de maltratar o hacer daño a sus semejantes pero se nos olvida que alguna vez, esos adultos fueron niños o niñas física y moralmente maltratados por sus propios dadores de vida. Y ojo que no pretendo con esto justificar ningún comportamiento aberrante.

Pero ¿Por qué aún a día de hoy hay padres y madres que siguen viendo el golpe como un medio válido?

Ahora que “sabemos” tanto, que tenemos la información que queramos a golpe de un click, que tenemos la experiencia del dolor físico o moral que supone un golpe de nuestros propios padres…ahora que parece que la maternidad y la paternidad es más elegida que nunca…¿Qué ocurre?

Hay personas que siguen defendiendo el golpe hacia sus hijos como un método aceptado en la crianza, hay personas que defienden la cachetada y personas que defienden y le dan la razón al hecho de que sus padres le dieran cachetadas, pudriéndose en la justificación absurda de eso de que “si no fuera por que me pegaron mis padres….” o “es tan solo una cachetada no es un maltrato”.

Llamemos las cosas por su nombre, una cachetada, un cate en el culo o una hostia a nuestros hijos, es un maltrato, un abuso de poder a través del golpe, de la violencia física.

Hay que empezar con aceptar que somos maltratadores para poder curarnos y sanarnos a nosotros mismos y a nuestra violencia e incapacidad.

Se ha tergiversado el significado de la palabra maltrato, y prácticamente solo se suele traducir al que ejerce el hombre adulto hacia la mujer adulta o al maltrato infantil cuando se refiere a casos de “escalas mayores”. Rara vez se hace referencia al maltrato infantil cuando unos padres dan un cate en el culo, lo amenazan o lo insultan.

Si unos padres no ven su comportamiento como un maltrato físico y/o psicológico hacia sus hijos, rara vez podrán cambiar las cosas.

Porque además el “premio” a la cachetada suele ser que nuestros hijos obedecen, y lo más triste de todo es que lo hacen por miedo.

Se establece entonces una autopista por la que circula el miedo y que separa al hijo de los padres cada día un poco más.

Porque aunque los golpes ya no sean de consideración necesaria porque el hijo empiece a obedecer, ese niño grabará a fuego en su memoria más primitiva el miedo hacia sus padres. ¡Y no solo el miedo! Sino aspectos tan peligrosos como la inferioridad, la humillación y la sumisión.

Estoy convencida de que la mayoría de los padres que han entrado en ese círculo vicioso de acudir al cate, a la bofetada…son padres que no saben o creen que no saben hacerlo de otra forma, creen haberlo probado todo antes sin éxito y caen en el propio autoengaño que les concede el autoperdón que necesitan.

Pero a veces, alguien tiene que recordarle a los padres y madres que acuden a cualquier tipo de violencia física, verbal o moral hacia sus hijos, que pese a que todos cometemos errores, debemos enterrar la costumbre de justificar lo injustificable.

Abracemos una maternidad y paternidad más responsable hacia nosotros mismos y hacia nuestros propios hijos e hijas.

 

 

Ayúdame a crecer:
error
maternidad y crianza

Querido Hijo, hoy es el Día de La Mujer…

Querido hijo,

Hoy se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer, sí, lo hay, ya sabrás más adelante que hay un día para casi todo.

Ustedes los niños y futuros hombres también tenéis un Día Internacional del Hombre, aunque no se ha visto necesario haceros conmemoración mundial en ese día especial para ustedes, pero no te preocupes, para mí, tú eres especial siempre, sin importar el día que señale un calendario.

Las mismas mujeres que me lean pueden estar echándose las manos a la cabeza, quizá hasta se me tilde de machista. Y es que, querido hijo mío, eso que te enseñamos en casa acerca del respeto y de no señalar con el dedo a los demás, no todos lo han aprendido aún.

Hay hombres y mujeres buenos y malos, buenas y malas… si quieren hacernos odiar a alguien lo hacen, sí, los de arriba hacen muchas cosas para manipularnos como seres humanos. Divide y vencerás querido mío.

Y no es tan importante el hecho de que haya más casos que, o haya más mujeres que, o haya menos hombres que…no te dejes engañar, a todos nos corre sangre bajo la piel, a todos nos une la vida, a todos se nos desgarra el alma de vez en cuando, y hay historias duras e historias bellas detrás de la vida de muchas mujeres y de muchos hombres.

Se habla del feminismo, y algunos defienden que es una cosa y otros que es otra. Algunos señalan a que es igualdad (pero lo llaman feminismo) y otros señalan que la mujer es más que el hombre porque para eso parimos…

No te sientas mal porque haya algunos hombres que hacen daño a las mujeres. Yo no me siento mala mujer porque haya madres que abandonan a sus hijos en contenedores. Me entristezco enormemente y se me apaga momentáneamente la esperanza, pero no por ello me siento mala como mujer, porque ni todas las mujeres ni todos los hombres somos iguales.

Si acaso luchas alguna vez en tu vida, que sea por la verdadera libertad del ser humano, ésa a la que no le ponen día, ésa que no nombran los medios de comunicación, ésa que te une a toda la Madre Tierra y todas sus formas, esa libertad que está lejos de la Política, las Religiones, y el Activismo Separatista.

Porque el Ser Humano no necesita un Día Internacional para demostrar ni pedir nada, porque el Ser Humano, si despertase del sueño de Morféo, se liberaría de todas las ataduras que nos son impuestas, borregos incansables que bailamos al son que nos tocan y que no tenemos ni la remota idea de dónde coño estamos metidos.

Ayúdame a crecer:
error
ARQUETIPOS NIÑOS Y NIÑAS

Los Peligrosos Arquetipos en los Niños y Niñas

Hoy quiero crear esta entrada, inspirada por una situación que ha vivido la compañera de Madrede2Blog, para exponer los peligros de los arquetipos que se imponen en los niños y niñas de la sociedad.

Para poneros en situación, su hijo fue a la escuela con las uñas pintadas de color azul, y unas niñas mayores faltaron el respeto al pequeño con insultos inapropiados y dañinos moralmente.

¿Qué estamos haciendo mal como padres?

La España profunda sigue en rescoldos y los arquetipos sexistas basados en la desigualdad nos salpican aún hoy.

Ya sabemos que nuestros hijos aprenden de nosotros, son un reflejo de nuestros miedos, alegrías, penas y glorias.

Por lo que buscar un culpable se torna casi imposible, cuando el pez que se muerde la cola ha estado presente generación tras generación.

Está claro que en primera instancia somos los padres los únicos responsables de imponer arquetipos a nuestros hijos, pero nosotros, a su vez, fuimos expuestos a esas mismas mentiras y arquetipos en nuestra infancia.

La solución está en que despertemos como seres humanos y nos preguntemos qué estamos haciendo mal.

Si observamos a los niños en su instinto primario, niños que no han estado expuestos a arquetipos, nos damos cuenta que son justos consigo mismos y los demás, son respetuosos y aceptan las diferencias de todas y cada una de las personas con las que comparten experiencias.

Pueden cabrearse por una pelota, por lo que creen que es suyo, pero no faltan el respeto a otros por ser diferentes a ellos, no etiquetan colores, gustos, ni juegos.

Para ellos, la vida, sus formas y su libertad no tiene género.

En casa, teniendo dos niñas de 4 y 2 años, y un niño de 1, todos acaban jugando a lo mismo y poniéndose la misma ropa.

También pintamos las uñas de todos por igual, y todos disfrutan de lo lindo.

Para salir a la calle no le pongo a mi hijo ropa de niña, porque sé cómo funciona en gran medida la sociedad, las gentes, y me ahorro algún que otro comentario fuera de lugar que me desestabilice los modales.

Si llegado el momento preguntan, que seguro lo harán, les tendré que explicar que socialmente hay unas imposiciones erróneas que no hacen más que estupidizar a las personas con etiquetas y arquetipos que se aceptan y se aceptaron sin pensar.

Tendré, junto con Mi Hombre, que enseñarles a pensar por ellos mismos.

Mis hijas le ponen una diadema de flores a su hermano y le dicen:-¡guapo!- no se me ocurriría nunca decirles que las diademas con flores solo son para las niñas y que los niños no se ponen diademas.

Porque ese mensaje lo graban a fuego en su mente frágil y moldeable.

Me consta que hay padres que además añaden la etiqueta de “mariquita: que un niño llore es de mariquita, que un niño juegue a las muñecas es de mariquita y un largo etcétera de atrocidades que no solo tergiversan el sentido humano de la vida, sino que por si fuera poco, convierten el concepto de una tendencia sexual en algo negativo y lamentable.

Debemos exigir un cambio inminente en nuestras formas de actuar y de pensar, salvando a las nuevas generaciones de los arquetipos que mantienen presos a los seres humanos, si no, la estupidez y la arrogancia nos mantendrán dormidos en este Show de Truman en el que todos estamos metidos.

Un besazo a todos.

 

 

 

 

 

 

 

Ayúdame a crecer:
error
enseñar a leer con el método doman

Enseñar a Leer con el Método Doman

Quiero crear esta entrada para mostraros cómo podéis empezar a utilizar el Método Doman como forma de enseñar a leer a vuestros hijos.

Enseñar a Leer con el Método Doman

enseñar a leer con el método doman

Como ya sabéis, educamos en casa. No seguimos un currículo específico porque por ahora no lo vemos necesario.

Hace bastante tiempo que empezamos a mostrar las letras a Hada y Risueña como parte de un juego.

A día de hoy, Hada empieza a leer bastantes palabras y Risueña va reconociéndolas cada día un poco más.

A Duendecillo queremos iniciarlo muy pronto con el Método de aprendizaje Doman, así que comparto con ustedes aspectos básicos para que podáis aplicar este método de lectura desde casa y vemos también el desarrollo de la primera etapa de aprendizaje. ¡Vamos allá!

Material Necesario para la aplicación del Método Doman

  • Cartulina de color blanco.
  • Tinta/Rotulador de color negro.
  • Tinta/Rotulador de color rojo.

Aspectos Importantes

  • Cuanto antes enseñemos a leer a nuestros hijos, más fácil será el proceso para el niño.
  • La edad recomendada por el Método Doman se sitúa en 2 años o antes.
  • No importa que el niño hable o no.
  • Debe utilizarse siempre el mismo estilo de letra y ésta debe hacerse sencilla y con un trazo limpio y claro.
  • Debe mantenerse por lo menos un margen de 1,25 centímetros entre las letras y el borde de las cartulinas.
  • Los padres debemos recordar siempre los siguientes aspectos importantísimos:
  1. Aprender es más divertido que cualquier otra cosa.
  2. Las sesiones de aprendizaje debemos finalizarlas siempre, antes de que el niño quiera hacerlo.
  3. El aprendizaje de la lectura es el juego más interesante de la vida; no un trabajo.
  4. Aprender es una recompensa, no un castigo.
  5. Aprender es un placer, no una obligación.
  6. Aprender es un privilegio y no algo negativo.

Etapas de enseñanza según el Método Doman

El Método Doman consta de 4 etapas de aprendizaje. Desde mamaventura os muestro el material que vais a necesitar para llevar a cabo las 3 primeras, ya que la cuarta etapa consiste en la presentación de frases al niño una vez domina las tres etapas anteriores, por lo que es más compleja y la dejaré para un nuevo post.

Primera Etapa: Material Necesario

  • Las palabras mamá y papá, cada una en una cartulina de unos 15 centímetros de alto por 60 centímetros de largo. (Cada una de las letras debe medir unos 12,5 centímetros por 10 centímetros,
    con 1,25 centímetros, aproximadamente, entre letra y letra; deben dibujarse en minúsculas y con tinta roja).

enseñar a leer con el método doman

Segunda Etapa: Material Necesario

  • Las veinte palabras básicas del cuerpo humano en cartulinas blancas de 12,5 centímetros de alto por unos 60 centímetros de largo, con letras minúsculas rojas de 10 centímetros de altura. Se presentarán en el orden que aparece en la próxima Tabla.

enseñar a leer con el método doman

mano, cara, dedo, ceja, boca, pelo, codo.

ojo, pie, uña.

labio, nariz, brazo, oreja, tripa, pecho.

cuello, pierna, lengua, cabeza.

e

Tercera Etapa: Material Necesario

  • Las palabras básicas del mundo inmediato del niño. Han de ir igualmente con letras minúsculas rojas, y esta vez de 5 centímetros de altura, en cartulinas blancas de 7,5 centímetros de alto.

enseñar a leer con el método doman

mamá, papá, gato, tío, perro, hermano, hermana, pájaro.

silla, mesa, puerta, ventana, pared, alfombra, reloj, cocina, nevera, televisión.

plato, cuchara, taza, sombrero, zapatos, pelota, camión, pantalón, vestido, pijama.

sentarse, comer, beber, andar, correr, saltar, reír, llorar, dormir, leer.

Aclaraciones:

Lista Palabras Familia: Han de hacerse en esta lista supresiones o adiciones a fin de que refleje la auténtica familia del niño. Sí el niño no tiene ningún hermano, ni gato, ni pez, estas palabras no deben introducirse. Si, por el contrario, el niño tiene una hermana, un perro y un pájaro, estas palabras sí que deben incluirse. Han de incluirse al mismo tiempo y en cartulinas separadas los nombres propios de cada miembro de la familia.

Lista Palabras Objetos: Nuevamente se ha de suprimir o incorporar palabras que reflejen los objetos que rodean habitualmente al niño.

Lista Palabras Propiedades: Y una vez más, habituamos la lista a aquellas “cosas” propiedad del niño que más le gusten.

Desarrollo Práctico de la Primera Etapa de Aprendizaje del Método Doman

¡Pues vamos allá! En este post muestro cómo llevar a cabo únicamente la primera etapa de aprendizaje del Método Doman, en otra entrada desarrollaré las etapas restantes para que podáis seguir enseñando a leer a vuestros hijos con este fabuloso Método.

Primera Etapa: Desarrollo Práctico

La primera etapa para enseñar a leer al niño comienza tan solo con dos palabras.
Cuando el niño las ha aprendido, está preparado para seguir progresando en su
vocabulario, pero no antes.

Al principio, no se debe dejar que el niño vea otras palabras, excepto mamá.
Debe empezarse a una hora del da en que el niño está descansado y de buen humor
y tenga mayor capacidad receptiva.

Ha de utilizarse una parte de la casa que ofrezca la menor distracción posible, tanto
para el sentido visual como para el auditivo; p. ej., no se debe tener la radio puesta y ha de
evitarse cualquier otro tipo de ruido.

Un buen lugar es el rincón de una habitación en donde no haya muchos muebles ni cuadros ni cualquier otro objeto que pueda distraer la atención visual del niño.

Entonces debe ponerse simplemente, ante él la palabra mamá, fuera de su alcance, y
decirle claramente: “Aquí dice mamá.”

No hay que darle al niño más explicación ni más detalles. Se le deja que vea la
palabra durante 10 segundos, no más.

Después se juega con el, se le da muestras de cariño durante 1 minuto o 2, y se le
presenta de nuevo la palabra.

Se le deja que vuelva a verla otros 10 segundos, y se le repite una sola vez con voz clara: ”Aquí dice mamá.”

Luego se vuelve a jugar con él otros 2 minutos.

De nuevo se le enseña la palabra durante 10 segundos y se le repite que allí pone
“mamá”.

No se le debe preguntar qué pone.

La primera “sesión” ha terminado, y no se ha tardado ni 5 minutos en total.

Esta sesión se repite cinco veces el primer día, exactamente como la acabamos de
describir. Las repeticiones deben estar separadas entre sí al menos media hora.

Ha pasado el primer día y ya se ha alcanzado la primera etapa para enseñar a leer al
niño. (Así, pues, no se han invertido más de 25 minutos en total.)

El segundo día se repite la sesión básica dos veces.

Cuando se vaya a empezar la tercera se le enseña la palabra, y se le pregunta con
voz clara:

“¿Que es esto?”

Se cuenta hasta 10, despacio y en silencio.

Si el niño responde: “mamá”, se darán grandes muestras de alegría. Debe decírsele
al niño que es muy bueno y muy listo, que se está orgulloso de él y que se le quiere mucho.

Es muy conveniente abrazarlo y expresarle el cariño de un modo físico.

No se le debe sobornar ni recompensar de ninguna otra forma.

En el caso de que el niño no dijera “mamá” después de habérsele presentado la
palabra y contado despacio hasta 10 (mentalmente), no hay que sentirse decepcionados.

Y, más importante todavía, ha de tenerse mucho cuidado en no manifestar decepción ni en la voz ni en el gesto ni en cualquier expresión del rostro. No es necesario; solamente está empezando.

Por el contrario, ha de decírsele claramente y con alegría: “Esto es mamá,
¿verdad?”

Se le debe seguir enseñando simplemente como el primer día y repetir la pregunta
solo una vez cada día, en la tercera sesión.

Aprender mamá puede haber costado al niño un día ó una semana. Si no la ha aprendido al final de una semana (lo cual es muy improbable), guárdese todo el material durante una semana, pasada la cual se volverá a empezar.

Hay enormes probabilidades de que aprenda rápidamente.

Cuando ya ha aprendido la palabra mamá, ha de mostrársele la palabra cinco veces
más durante el mismo día, preguntándole cada vez qué es.

Se ha de desplegar gran alegría y ruidoso entusiasmo cada vez que conteste
correctamente.

Una vez seguros de que el niño ya conoce esta primera palabra, puede procederse a
enseñarle la siguiente.

La palabra papá ha de presentarse de la misma manera y con el mismo cuidado que
se enseño mamá. Cuando se este seguro de que la ha aprendido, debe probarse exactamente de la misma forma que con mamá.

Ahora el chiquitín sabe ya la palabra mamá y la palabra papá. No las ha visto al
mismo tiempo.

Es importante que el niño no vea las palabras mamá y papá simultáneamente antes de saberlas bien por separado.

En la sesión siguiente, los padres deben comenzar como siempre mostrando la
palabra mamá y pidiendo al niño que la identifique.

Cuando el niño lo ha hecho, se le sigue mostrando la palabra mamá con una mano, y con la otra se le enseña la palabra papá.

Se le pide al niño que identifique también esta palabra.

Ahora cambia el juego el aprendizaje, aunque la duración de las sesiones sigue siendo solo de 5 minutos o menos.

Entonces el padre o la madre juegan a poner las dos palabras delante del niño y le
pide que señale mamá o papá.

Cuando se está positivamente convencido de que el niño no solo conoce las palabras mamá y papá, sino, lo que es más importante, puede diferenciarlas, ha terminado ya la primera y más importante etapa para enseñar a leer.

No se debe insistir demasiado en las palabras mamá y papá porque el niño se
cansará rápidamente.

La única advertencia en todo el proceso de aprendizaje de la lectura es que hay que
evitar el aburrimiento.

Nunca debe aburrirse al niño.

Si se va demasiado despacio es más probable que se aburra que si te va demasiado  aprisa.

Recuérdese que este inteligente bebé puede aprender portugués, p, ej., al mismo tiempo; por tanto, no se le debe aburrir.

Cuando el niño sabe diferenciar mamá de papá ya se pueden guardar las cartulinas.

 

Os invito a que os iniciéis en este método de aprendizaje y me contéis los avances de vuestros pequeños y de vosotros mismos como padres. ¡Nos vemos en la siguiente entrada sobre el Método Doman!

 

Ayúdame a crecer:
error
CONVIVENCIA CON UN HIJO CON HIRSCHPRUNG

Cómo es la convivencia con un Hijo con Hirschprung

¡Hola queridos lectores!

Ha pasado ya un año -parece mentira- desde que naciera Duendecillo. Así que hoy quiero hablaros de cómo es la convivencia con un hijo con Hirschprung.

CONVIVENCIA CON UN HIJO CON HIRSCHPRUNG

Convivencia con un Hijo con Hirschprung

Para quien no conozca esta enfermedad rara, podéis ver más información aquí.

Lo cierto es que cada Hirschprung es diferente, por lo que hay casos en los que la convivencia y día a día pueden ser más o menos difíciles.

En el caso de hijos con Hirschprung de segmento largo, la convivencia debe ser un pelín más cuesta arriba, ya que incluso tras la operación, los cuidados deben ser mucho mayores.

Y digo “debe” porque en el caso de Duendecillo, nos hemos enfrentado a un Hirschprung de segmento corto, que a decir verdad, hemos llevado y llevamos, sin ningún tipo de dificultad.

Pre-Cirujía

Lo más complicado para nosotros han sido los lavados diarios de intestinos. Cada día, hiciera o no sus necesidades, teníamos que sondar a nuestro pequeño y hacerle un lavado con suero que limpiara unos 40-50cm de intestino grueso, evitando así la temida enterocolitis.

Eso es pan de cada día de una familia con un hijo con Hirschprung, al menos, hasta que pase por quirófano.

Lo que más marca la convivencia con un hijo con Hirschprung es el exhausto control que debemos llevar los padres de cara al riesgo de enterocolitis.

Por lo que en caso de fiebre, vómitos, distensión abdominal, o notar algo “raro” o fuera de lo normal en el pequeño, la visita a urgencias es de obligado cumplimiento.

Esto genera, al menos en nuestro caso, una inseguridad sin precedentes.

Ya que uno no sabe si nuestro hijo tiene fiebre por motivos virásicos o por enterocolitis, y esto genera muchísima incertidumbre y miedo.

La cirujana de Duendecillo nos lo deja siempre muy claro, ante la duda, acudir a Urgencias de inmediato.

Los primeros meses se pasan mal, pero luego llega la calma y seguridad necesaria, y sabes reconocer que tu hijo es un niño que se pone enfermo por motivos ajenos al Hirschprung como otro niño cualquiera.

Postoperatorio

El postoperatorio de un hijo con Hirschprung, también depende del tipo de segmento y de la intervención quirúrgica específica que se haya llevado a cabo.

Duendecillo fue operado a los 3 meses de nacido, en una intervención quirúrjica de un solo tiempo.

Damos las gracias por ello, ya que se le realizó un descenso endoanal de 30cm de instestino sin células ganglionares, sin necesidad de tener que volver a someterse a una nueva intervención quirúrjica.

Nuestra convivencia de cara al postoperatorio de Duendecillo ha sido muy positiva. Tuvimos que realizar las llamadas “dilataciones” diariamente y poco a poco fuimos retirándolas hasta estar seguros de que la cicatriz intestinal de la cirujía estaba en perfectas condiciones.

¿Y luego qué?

Un hijo con Hirschprung generalmente es un niño totalmente sano.

Lo único que siempre ha de cuidarse es que haga caca diariamente, sin excepción.

El hecho de que no haga caca un día no significa que algo vaya mal, pero por el riesgo de enterocolitis que acompañan a los Hirschprung durante años, uno no puede arriesgarse.

Es por ello que debemos ofrecer a nuestros pequeños una dieta normal, pero rica en alimentos con fibra.

Por otro lado, siempre debemos estar pendientes de su estado en general y si no hace caca, ayudarnos de un enema para lactantes o una sonda de lavado intestinal como método preventivo.

Las visitas regulares a cirujía pediátrica serán también de obligado cumplimiento.

Con ellas, se hará un seguimiento de nuestro hijo y se establecerán las pautas necesarias para cada etapa de crecimiento, incluyendo, la retirada del pañal.

En nuestro caso particular, convivir con un hijo con Hirschprung ha sido y es, algo totalmente llevadero cuando te acostumbras.

Duendecillo es un niño totalmente sano, feliz y con una alegría y entusiasmo rebosantes, por lo que cada día, como padres, aprendemos un poco más de él y de su fortaleza infinita.

 

 

Ayúdame a crecer:
error
EXPONER A NUESTROS HIJOS EN LAS REDES

La Exposición de Niños en Redes Sociales

Hoy quiero hablaros acerca de mi opinión sobre la exposición de niños en las redes sociales.

Desde ya adelanto que no estoy a favor de la exposición de nuestros hijos en redes sociales, y pido que se tenga en cuenta que no quiero ni pretendo herir a nadie.

EXPONER A NUESTROS HIJOS EN LAS REDES

ExPOSICIÓN DE NIÑOS EN REDES SOCIALES

Desde hace unos años, coincidiendo con el surgimiento de las redes sociales, se ha puesto muy de moda encontrar Canales y Blogs donde se expone de manera constante a los niños.

Youtube, Instagram y un largo etcétera de canales sociales, junto con Blogs de madres y padres que cuentan sus experiencias, nos muestran fotografías y vídeos de los más pequeños de la casa.

El “enfrentamiento” entre defensores y detractores sobre la exposición infantil en redes sociales está en auge, y es que, se trata de un tema sumamente confrontado.

Mi Opinión sobre la exposición infantil en redes

Estoy totalmente en contra de ella, porque si nuestra imagen e intimidad van a ser expuestas al público, debería ser siempre y únicamente bajo nuestro consentimiento consciente.

Últimamente queremos empoderar al niño de muchas cuestiones necesarias, queremos valorarlos y darles su lugar “robado” desde hace antaño.

Los niños empiezan a verse como iguales, porque ser niño, no significa ser menos que nada ni que nadie. Parece que se les empieza a devolver el respeto que merecen como seres humanos.

Pero todo esto, sigue pareciéndome hipócrita, si exponemos a nuestros hijos pequeños en redes sociales que manejamos nosotros, los adultos.

¿Acaso no debe ser el niño, en pleno conocimiento de lo que estar expuesto en redes significa, el que decida si quiere o no que su imagen e intimidad sea pública?

Poniéndole un Precio a su imagen

Vuelvo a repetir que no quiero que nadie se ofenda, pero creo que en bastantes canales y Blogs, se le acaba poniendo un precio a la imagen de nuestros hijos.

Y esto es así porque sin nuestros hijos expuestos muchas personas no seguirían fielmente nuestra historia, y muchas marcas no contarían con nosotros para determinadas colaboraciones.

Los niños nos enganchan, nos gusta ver bebés comiendo o gateando, nos gusta ver esa carita tan preciosa que les caracteriza.

Por lo que creo, que entre el autoengaño y la falta de humildad, somos deshonestos si pensamos que no lo hacemos por dinero o reconocimiento social.

Porque en última instancia, si de verdad no se hace por dinero o reconocimiento, no sería necesario.

Consentimiento consciente del niño

Nuestros hijos no son propiedad nuestra por el hecho de que sean nuestros hijos.

Es evidente que hasta cierto punto vamos a tener que marcarle límites y decidir por ellos en según qué casos.

La exposición al público se ha normalizado de una forma insana, cada vez es más común compartir nuestra vida públicamente con gran vehemencia, pero es algo que debe elegirse en pleno juicio consciente de lo que ello supone y significa.

Y no me refiero a cuestiones alarmistas y atrocidades inmorales sobre los peligros de la exposición infantil, que puedo estar más, o menos de acuerdo.

Me refiero a algo tan simple como el poder de decisión de los niños sobre su imagen e intimidad. Así de sencillo.

¿Y cuándo es un niño consciente de lo que estar expuesto al público significa?

Sinceramente creo que ni siquiera nosotros llegamos a entender los entresijos que hay tras redes sociales, pero, evidentemente, un niño de 6 años no puede llegar a entenderlo con total profundidad.

Es en edad adulta, y digo adulta, cuando una persona puede ser plenamente consciente acerca de las redes sociales y puede decidir si quiere o no exponer su imagen e intimidad para con otros.

Hasta aquí mi opinión acerca de la exposición en redes sociales de los niños. Espero de corazón que nadie se sienta ofendido y espero también, por qué no, que os haya gustado leerme.

Un abrazo a todos mis lectores.

 

 

 

 

 

Ayúdame a crecer:
error
Organizar casa pequeña con hijos

Organizar Casa Pequeña con Hijos

Organizar una casa pequeña con hijos no es nada fácil, ¡pero tampoco imposible!

Organizar casa pequeña con hijos

Cuando era pequeña soñaba y jugaba a diseñar los planos de la que sería mi, por aquel entonces, futura casa.

Aquella casa soñada, no era precisamente una casa pequeña.

Lo que sí intuía ya de niña, era que iba a tener varios hijos, y mi futura casa debía tener muchas habitaciones, muchísimas…

ORGANIZAR CASA PEQUEÑA CON HIJOS

Veinte años más tarde, vivimos felizmente en una casa no precisamente grande, eso sí, con tres hijos preciosos a los que amamos más que a nada en este mundo.

Nuestra casa tiene algo menos de 80m2.

Somos dos adultos, tres niños (de 1 a 3 años), cinco gatos y cuatro perros -sin contar a las gallinas y el gallo-.

Por lo que de niña pude dilucidar que iba a “necesitar” una casa grande para la familia que quería formar, pero la casa grande se quedó (por ahora) en una casa pequeña en la que el lema es:

Ten lo sucinto

La suerte compensó el pequeño tamaño de nuestra casa con 1000m2 de terreno propio, sí, tenemos la ventura de tener un enorme jardín.

Pero obviamente, ni la ropa, ni los juguetes ni la comida, podemos guardarla u organizarla en el jardín.

¿Como organizar una casa pequeña con hijos?

Para empezar, vais a tener que priorizar qué os sirve realmente y qué no.

Esto a veces no es nada fácil en un mundo donde nos enseñaron que acumular es bueno. Pero de todo se sale.

Os recomiendo encarecidamente la lectura de La Magia Del Orden, de la autora que bautizó el término Konmari.

Si quieres el libro La Magia Del Orden de Marie Kondo, rellena los campos que aparecen a continuación y compartiré contigo este gran libro totalmente gratis.

ORGANIZAR CASA PEQUEÑA CON HIJOS

LECTURA RECOMENDADA
 

Por lo que mi primer consejo es que leas La Magia Del Orden, o al menos, aprendas a deshacerte de cosas que realmente no necesitas.

Deshazte de lo que no uses

La gente necesita saber la diferencia entre “querer” y “necesitar”. Yo por ejemplo quiero tener un cuerpazo, pero necesito una hamburguesa doble, con queso extra.

Anónimo

 

Tener objetos en demasía, no es recomendable ni siquiera en casos donde nuestra casa sea grande.

Si tu casa es pequeña, despréndete de todo aquello que no uses o uses en contadas ocasiones.

Una opción maravillosa es donar todo aquello que ya no usamos o usamos poco.

Si de primeras no quieres desprenderte de muchas cosas porque crees que “algún día te harán falta”, coge todo aquello que no suelas usar diaria o semanalmente, y digo todo.

Organízalo por cajas y ciérralas a cal y canto.

¡Ojo! El botiquín de primeros auxilios, por ejemplo, es algo que podemos no utilizar en mucho tiempo, y además es lo deseable, pero evidentemente debemos tener uno en casa por si las moscas.

Si al cabo de un tiempo prudencial (4-6 meses), no te has visto obligad@ a abrir ninguna de las cajas, dónalas, deshazte de ellas, quémalas sin mirar atrás…

Una vez tu casa pequeña tenga los enseres y cositas varias que sí necesitáis tú, tu pareja, tus hijos y las personas que conviváis en ella, elabora un plan de organización.

Juguetes solo en la zona de juegos

Una casa grande y una casa pequeña con hijos se parecen en una cosa: Si hay hijos, y son pequeños, los juguetes suelen jugar malas pasadas a la organización.

En nuestra casa hay tres habitaciones, un baño, una cocina y un salón.

Todos dormimos en una habitación (colechamos), otra habitación la usamos de “trastero” o almacén y otra como cuarto de juegos.

Por ahora, así nos va bien y desde hace unos meses se ha establecido la norma de que los juguetes no salen del cuarto de juegos.

La diferencia ha sido bestial, apoteósica.

Es de vital importancia delimitar una zona de juegos para los niños y sus respectivos juguetes.

Esto no quiere decir que no podamos ser flexibles, en casa por ejemplo, dejamos que saquen al salón un solo juguete, y es lo que hay, si quieren más, tendrán que ir a la zona de juegos, que en nuestro caso, tenemos cerrada con una puerta de seguridad para que no saquen juguetes a cada rato.

Mi consejo a la hora de organizar los juguetes es que os hagáis de unas cestas grandes de tela gruesa.

Sé que a veces nos cuesta volcar todas las cosas juntas, mezcladas y sin cajas, pero la realidad es que cuando hay hijos pequeños ellos se encargan de sacarlo todo de su sitio y puede ser frustrante para nosotros.

Todos los juguetes a la cesta o cestas de juguete, no hay más que hablar.

Estas son algunas de las cestas de almacenaje que tengo en casa, son decorativas y quedan muy monas en un rinconcito del cuarto o zona de juegos.

cesta almacenaje casa pequeña con hijos
organizar casa pequeñas con hijos
 

Con de H&M Home, puedes ver más modelos aquí.

Echad los juguetes dentro (con la cooperación de los más pequeños) como si de un partido de baloncesto se tratase, y nuevamente, hazlo sin mirar atrás.

Si en tu casa pequeña mantienes a raya los juguetes de tus hijos habrás ganado un 60% en la organización.

Ropa Organizada

En cuanto a la ropa, el mayor problema no es organizarla en armarios y cajoneras, sino mantener el orden de la que uno se quita, la que se ensucia y la que se lava.

  1. Si te quitas ropa limpia, o que aún aguanta otro uso: Guárdala de inmediato.
  2. Si te quitas ropa sucia, deposítala inmediatamente en el cesto de la ropa sucia.
  3. Pon una lavadora cada vez que tengas ropa para llenarla.

Hay personas que determinan un día de la semana para lavar toda la ropa acumulada, yo no lo aconsejo, y menos aún, con niños en casa.

Al final podemos vernos obligados a tener que atender otras tareas y no le dedicaríamos el tiempo necesario a limpiar y tender/secar la ropa de toda una semana.

4. Seca la ropa o tiéndela en cuanto te sea posible y una vez seca, dóblala y guárdala.

Si tú te atreves a plancharla, enhorabuena, nosotros en casa dejamos de hacerlo hace mucho, y nos alegramos enormemente.

UN LUGAR PARA CADA COSA, Y CADA COSA EN SU SITIO

Esto último es súper importante, recuérdalo siempre como un mantra en tu cabeza:

UN LUGAR PARA CADA COSA, Y CADA COSA EN SU SITIO

  1. Establece un lugar, caja, cajón, cesta… para cada cosa o grupo de cosas: Por ejemplo los zapatos, los peines y cositas para el pelo, los mandos de equipos electrónicos, las cremas y cositas de bebés, las velas y ambientadores, etcétera.
  2. Cada vez que uses una cosa, devuélvela inmediatamente a su lugar. Enseña a tus hijos que deben hacer lo mismo, poco a poco aprenderán.
  3. Utiliza cestas para cosas pequeñas o que son pocas como para tener un sitio único para ellas.

Espero que estos sencillos pasos te ayuden a organizar tu pequeña casa.

Es de vital importancia que tus hijos y toda la familia en general, se comprometan a respetar las nuevas normas de organización.

Poco a poco, aprenderéis como familia a organizar mejor vuestra pequeña casa, y os alegraréis enormemente al ver los resultados.

 

 

 

Ayúdame a crecer:
error
Practicar el Ho'Oponopono con niños

Hoponopono para niños: GUÍA Completa | MAMAVENTURA

¡Hola a todos y todas queridos lectores! ¿Sabéis qué es el Ho’Oponopono (en adelante hoponopono)? Hace años que escuché sobre él y por aquel entonces me sonaba a chino, hoy os cuento un poco más sobre esta Filosofía de vida y cómo llevar a cabo el Hoponopono para niños. ¿Preparados?

Hoponopono para Niños

Hoponopono para Niños

Antes de lanzarnos a la hermosa tarea de practicar una filosofía -en este caso hablo de Hoponopono– que enseñe a nuestros hijos a ser felices con lo que son y con lo que es, debemos tener claro que la clave primordial es que seamos felices nosotros mismos con lo que somos y con lo que es, ya que nuestros hijos nos observan y aprenden de lo que hacemos y de cómo lo hacemos, por lo que una enseñanza de tal calibre debe comenzar con el propio ejemplo hacia los niños.

¿Qué es el Hoponopono?

El Hoponopono es una técnica de origen Hawaiano que se basa en la resolución de conflictos y la realización espiritual o interior de cada uno de nosotros. “Ho” significa hacer y “Ponopono” significa lo correcto. Para hacer lo correcto según el Hoponopono, tenemos que responsabilizarnos de nosotros mismos como parte del Universo del que somos parte.

Con esto, asumimos nuestras “cargas” pasadas, e incluso ancestrales como parte de nuestro ser, a modo de sanar todo aquello que nos sobra.

Principios Básicos del Hoponopono

Voy a desarrollar en esta entrada trucos y consejos para enseñar y practicar el Hoponopono para niños, mientras tanto, vamos aclarando conceptos.

  1. Asumir nuestra Responsabilidad sobre lo que es.
  2. Pedir (ya veremos cómo) al Universo.

Cómo Practicar Hoponopono

Aunque el reflejo del hoponopono en nuestras vidas conlleve un compromiso diario, su práctica resulta muy sencilla y se basa fundamentalmente en la repetición de los siguientes “mantras” o en defecto, aquellos que sintamos que nos funcionan:

  • Por favor, perdóname.
  • Lo siento.
  • Gracias.
  • Te amo.

Practicar el Hoponopono para Niños

Practicar el Ho Oponopono para niños

En Hoponopono se centra en la idea de reprogramar el subconsciente para curar así todos los conflictos internos y externos que acontecen en nuestra vida, por ello, para practicar Hoponopono con nuestros hijos, debemos tener en cuenta que la mejor manera de hacerlo será mientras ellos duermen, ya que es entonces cuando el subconsciente está más receptivo:

  • Dile a tu hijo o hija: Te amo, gracias por estar en mi vida.

Aunque parezca un absurdo, debemos tener en cuenta que nuestros hijos solo necesitan sentirse:

  1. Aceptados.
  2. Queridos.

Lanzar este mensaje directamente al subconsciente de un niño es una forma potente de resolver sus posibles conflictos emocionales, y así nos lo aconseja la filosofía del Hoponopono para niños.

EN EDICIÓN…

Conoce el Blog de MAMAVENTURA

Ayúdame a crecer:
error
el metodo estivill es malo

El Método Estivill es Malo: Abramos los Ojos

el metodo estivill es malo

EL MÉTODO ESTIVILL ES MALO PARA NUESTROS HIJOS

Suelo ser bastante prudente cuando hablo de elecciones personales para con nuestros hijos, pero este tema me supera, me enerva, me entristece y me genera mucha rabia, me da igual si algún padre o madre se siente ofendido con esta entrada, solo expreso mi opinión sobre el método estivill ¿el método estivill es malo? Sí, el método estivill es malo, muy malo para los niños, y además pienso que hay que ser muy hijo de puta para llevarlo a la práctica.

Me entristece que haya padres que sin ser unos hijos de puta, piensen que le hacen un bien a su hijo, porque así se lo aconsejó un médico, un amigo o un experto de esos que tanto saben, padres que han cedido su empoderamiento y que son engañados por modas, tendencias y estúpidas falacias que ponen en juego la salud mental y emocional de nuestros más pequeños.

EL METODO ESTIVILL

Analicemos a grandes rasgos algunos de los crueles consejos que este método nos propone:

– Reemplazar en la habitación del niño, la figura del padre, la madre o de ambos, utilizando un dibujo, un muñeco, un móvil o un objeto querido por el niño. Explicando al niño que este objeto cuidará de él por la noche.

– Si el niño usa chupe, dejar varios chupetes sobre la cuna para que pueda encontrar alguno durante la noche.

– Poner a dormir al niño, separarnos de él una distancia prudencial y sin tocarlo desearle buenas noches, con un discurso que dure aproximadamente 30 segundos.

– Al salir de la habitación, apagar la luz y dejar la puerta abierta.

– Una vez que el niño empiece a llorar, los padres deben permanecer alejados de la habitación y volver a ella, en función de la tabla de tiempos.

– Cuando toque acudir a consolar al niño, siempre tendrá que ir uno solo, manteniendo una distancia que impida que el niño le toque, y explicándole (en no más de 10 segundos) que sus padres no le han abandonado y que únicamente le están enseñando a dormir.

¿Hay que ser hijo de puta o no? Pues sí, y mucho, como decía al principio del post.

Además, a la hora de dormir a nuestros retoños, queda terminantemente prohibido:

– Cantarle

– Mecerlo en la cuna o en los brazos

– Pasearlo en cochecito

– Darle palmaditas o acariciarlo

– Darle el biberón o agua

– Ponerlo en nuestra cama

No me cabe duda que con la introducción de estas nuevas modas de crianza (por llamarlo de algún modo) se pretende una desestabilización y trauma emocional sin precedentes.

QUE QUEDE CLARO: EL MÉTODO ESTIVILL ES MALO

– El metodo Estivill es malo para la salud emocional de un niño.

– Un niño necesita ser abrazado y consolado siempre.

– No tengamos la desfachatez de olvidar de qué pasta estamos hechos, los seres humanos necesitamos dormir en manada, nuestros hijos no están preparados para dormir solos en edades tan tempranas.

– Decirle a un niño que un muñeco, un dibujo o un grillo cuidará de él por la noche es de ser muy hijo de puta ¿Para qué queremos tener un hijo? ¿Para que por la noche lo cuide un muñeco? Seamos un poquito menos hijos de puta, por favor.

– Qué clase de persona aconseja a unos padres sacar a su hijo del cuarto compartido, de modo que duerma a solas en una habitación, con tan solo tres meses de edad.

– Dormir a nuestros hijos cantándoles una nana, con besos mientras los abrazamos o haciéndoles cosquillas en su dulce piel…es una de las experiencias más hermosas que nos regala la vida. ¿Por qué alguien quiere arrebatarnos tan grandioso tesoro?

– Que un método tan malo y devastador como el Estivill, imponga un reloj entre madre e hijo, que nos quieran marcar con minutos el tiempo que nuestros hijos deben estar llorando antes de que un padre vaya a calmarlo, y que cuando por fin podamos ir a su encuentro se nos prohíba el contacto físico y se nos indique la distancia en centímetros a tener con nuestro ser más amado, eso señores, debería estar castigado y penado socialmente, porque es algo monstruoso.

– Lo malo del Método Estivill es que los daños que puede causar en el niño quizá no se perciban hasta pasados años.

– Nuestros hijos no se merecen la aplicación de un método que hace que se sientan indefensos, inseguros y desprotegidos.

Podría estar escribiendo largas horas acerca de lo malo que resulta el Método Estivill para la integración y salud emocional de nuestros niños, podría derramar lágrimas en forma de letras durante un eterno discurso a modo de hacer entender que nuestros hijos nos necesitan cerca, que podemos enseñar a dormir a nuestros hijos con amor, contacto y calor paternal, y que algún día serán capaces de dormir sin necesitar a los padres cerca, sin imposiciones que rozan lo inmoral.

Podría hacer una Oda a lo maravilloso que es sacar a un hijo de su llanto, besarlo y abrazarlo, protegerlo y brindarle la seguridad de que nuestro amor es incondicional, sin reloj, sin métodos estúpidos y egoicos, enseñemos a nuestros hijos que nuestro amor no tiene límites, y luego, enseñémosles a dormir sin miedos, sin dolor, sin sufrimiento…es desolador que nuestros hijos asuman y acepten las directrices del Método Estivill.

Gritémosle al mundo cuánto amor merecen nuestros hijos, y cerremos la puerta a cal y canto a consejos que pretenden destruir lo más maravilloso que tenemos como Seres Humanos.

Compartir en redes es muy importante para mamaventura.

Ayúdame a crecer:
error
vivir con niños en el campo

Vivir con niños en el Campo: ¿Sí o no?

vivir con niños en el campo

VIVIR CON NIÑOS EN EL CAMPO

Llevo varias semanas sin escribir, y es que vivir en el campo tiene sus ventajas y sus inconvenientes, y en este caso, hemos estado semanas sin agua en casa, nuestro pozo se estropeó y os podéis imaginar lo que ello nos ha supuesto, estar semanas sin agua en casa para poder limpiar, cocinar, asearnos, poner lavadoras….un caos del que recién nos estamos reponiendo. Por fin todo se ha estabilizado y os traigo un post donde os explico mi experiencia y opinión sobre vivir con niños en el campo.

Al poco tiempo de nacer Hada a Mi Hombre y a mí nos empezó a entusiasmar más que nunca la idea de vivir en el campo, queríamos vivir rodeados de campo, de naturaleza y en nuestro caso estábamos seguros de que sería un enorme acierto para nuestra familia. No nos costó mucho dar el salto porque estamos muy “loquitos” los dos, así que manos a la obra, nos dispusimos a buscar una casita para comprarla ya que por aquel entonces viviamos de alquiler muy cerquita de la gran ciudad.

Tras una corta búsqueda, en tan solo dos meses, teníamos las llaves de nuestra casa en mano, una ganga en la Sierra Norte de Sevilla con casa semi nueva y mil metros de terreno. Llevamos tres años viviendo aquí, y dos de nuestros tres hijos nacieron viviendo ya en nuestra casita de campo, así que hoy voy a hablaros de cómo es vivir con niños en el campo, según nuestra experiencia personal.

INCONVENIENTES DE VIVIR CON NIÑOS EN EL CAMPO

Los inconvenientes nos los ponemos nosotros mismos, probablemente al igual que las ventajas, son algo sumamente personal, desde mi punto de vista, los inconvenientes más marcados de vivir con niños en el campo pueden ser los siguientes:

1. La lejanía o no cercanía de Hospitales puede generar cierto miedo, a veces queremos tener un Hospital cerca, a minutos de casa, por “lo que pueda pasar”, y generalmente vivir en el campo supone tener que renunciar a este hecho, que está tremendamente ligado al miedo a la muerte de los hijos, un miedo muy dañino que debemos tratar de superar para ser verdaderamente felices.

2. Determinadas actividades como ir al Cine, al teatro, etcétera se convierten en algo pesado, nuevamente, por la distancia que ello supone.

3. Vivir con niños en el campo supone un “extra” en cuanto a trabajo hogareño se refiere. Se manchan más la ropa, se ensucia más la casa…

VENTAJAS DE VIVIR CON NIÑOS EN EL CAMPO

Para nosotros, vivir con niños en las entrañas de la naturaleza, supone, indudablemente, muchísimas más ventajas que inconvenientes. En este caso paso a listar las más importantes:

1. Vivir en el campo supone que nuestros hijos dispongan de un enorme espacio para jugar, correr, divertirse….sin salir de casa. Evidentemente, un niño en un piso no juega con la misma libertad que un niño en un campo. Viviendo en un espacio cerrado, debemos ir a parques infantiles prácticamente a diario, ya que los niños necesitan espacio para correr, jugar, etcétera. Viviendo en el campo, los niños, sin salir de casa, tienen espacio más que suficiente para cansarse y divertirse en la comodidad del hogar.

2. Otro de los aspectos más importantes de vivir en el campo con niños, es el conocimiento que adquieren de la madre naturaleza. En el caso de nuestros hijos, saben reconocer multitud de plantas y animales, así como el proceso de multitud de fenómenos tan fascinantes como la puesta de un huevo, el nacimiento de gatos y perros, el riego y cuidado de plantas, la siembra y cosecha de frutas y verduras, la germinación de semillas y un largo etcétera que los educa en conciencia con la naturaleza y les enseña de qué pasta está hecha la vida en todo su esplendor.

3. Es evidente que uno de los aspectos más positivos de vivir en el campo con niños es lo saludable que resulta vivir en un entorno donde la contaminación no suele estar presente en ninguna de sus formas. Poder respirar aire puro o disfrutar del cielo estrellado nocturno sin contaminación lumínica es algo que no tiene precio. En las grandes ciudades la estimulación audiovisual genera exacerbación en el ánimo y estado de nuestros niños, y es que, queramos o no, el ser humano no está preparado para vivir en un entorno camufladamente hostil, como el de las grandes ciudades repletas de humo, publicidad, luces y ruido.

Desde luego que vivir con niños en el campo es algo que ilusiona a muchas familias, que quizá se muevan entre los hilos de la duda constante, ante la idea de si vivir en el campo con niños es o no lo que realmente quieren.

Desde mamaventura os puedo confirmar que, en nuestro caso, decidir irnos a vivir al campo ha sido una elección acertada. Os puedo asegurar que veo a mis hijos felices cuando se manchan de tierra y juegan con charcos, cuando observan un hormiguero o recolectan un tomate, y es que al fin y al cabo, ellos, nuestros niños, se entienden mejor que nadie con la naturaleza, porque aún conservan esa chispa divina que les recuerda quiénes son y qué vinieron a hacer a este mundo tan sumamente bello.

Ayúdame a crecer:
error

1 2 3

error: Contenido Protegido.